‘Hay que pensar globalmente’: Moises Gomez Reyna

31 julio, 2012

Por Javier Villegas/CORREO.-Para que la economía de Sonora crezca a las mayores tasas del País y de manera constante hay que apostarle más a la visión que a la vocación, señala el economista principal del Gobierno de Sonora.

Moisés Gómez Reyna, dice “hay que hacer la tarea que nos corresponde, pensar globalmente y actuar localmente”.

Entrevistado por CORREO en las oficinas principales de la Secretaría de Economía, el funcionario estatal, puntualiza que las tendencias de la demanda mundial deben seguirse en todo momento para alinear la economía sonorense a las exigencias de los mercados internacionales.

A continuación, un extracto de la entrevista:

¿Cómo les fue en su reciente visita a Londres?

Muy bien porque operamos con una agenda de trabajo muy completa.

Programamos entrevistas, anuncios y hasta firmas de memorándums de entendimiento con las empresas.

Tuvimos la oportunidad de revisar tres asuntos particulares.

El primero fueron los anuncios de empresas con las que hemos venido trabajando desde el año pasado y que decidieron utilizar ese foro importante para anunciar su llegada, en el caso de la británica JJ Churchill, que abrirá una planta de maquinados de partes para turbinas de gas y turbinas aeroespaciales en Guaymas, con el objetivo de proveer a clientes globales, tales como Rolls-Royce en los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Otra empresa es Ellison, de la zona de Cleveland, que tiene como proveedores fundamentales a Boing.

Otro anuncio fue el de la expansión de la empresa Trac Group, que es también británica y que ya está en nuestro Estado.

Uno más tuvo que ver con la empresa francesa Latecore, de Toulouse, que ha reiterado el anuncio de sus operaciones en la primavera del 2013 en Hermosillo.

En los cuatro casos se tuvo la posibilidad de compartir con potenciales proveedores que también pueden acercarse al Estado de Sonora como un buen destino de inversión.

El segundo es continuar con la interlocución de las principales empresas globales que se dedican a la industria aeronáutica y aeroespacial.

En Londres tuvimos la oportunidad de platicar con diferentes empresas como: Tyco Electronic, en la parte de defensa y aeroespacial; con la gente de Bombardier, Embraer y Boing.

El propósito es mantener ese trabajo permanente impulsando al Estado de Sonora en todas sus regiones.

El tercero fue acompañar a los empresarios sonorenses que son desarrolladores, que se dedican a promover el servicio de Shelter.

Acompañamos a los amigos de Offshore Group, Luis Felipe Seldner, también a María Elena Rigoli del Grupo Sonitronies-Collectron de Nogales, y algunos otros desarrolladores que hicieron el favor de acompañar a este grupo de hombres de negocios.

 

¿La gran promoción de Sonora a la inversión extranjera se enfoca más a la industria aeroespacial

o también a otros rubros?

Ahora en Londres tocamos el tema de la industria aeroespacial porque coincidió la Feria International Air Show en Farnborough, pero hemos tenido actividad mucho muy intensa en la industria automotriz.

También hemos estado trabajando el tema de la minería, con Peñoles, como también con el Grupo México, con Frisco y con todas las empresas del sector que están en el Estado, incluyendo las canadienses, donde hace unos meses tuvimos la oportunidad de visitarlas en sus cuarteles generales y con sus financieros en Toronto y Nueva York.

Trabajamos de una manera muy intensa en la formación de capital humano, en el desarrollo de proveedores y en el asunto de su incremento de participación en el Estado y también hemos trabajado en la industria de energías renovables.

Hemos hecho una buena alianza con una serie de empresas para promover la atracción de inversión, es decir, el Estado ha definido una agenda muy concreta y específica en rubros que tienen que ver con la industria automotriz, industria aeroespacial, la industria minera, la industria de las tecnologías de la información y obviamente con segmentos industriales emergentes como la biotecnología, segmentos como el electrónico que si bien no tienen la robustez, la fortaleza del entramado productivo que tiene la industria automotriz y la aeroespacial, sí representarán en el futuro cercano una importante alternativa de divisas para Sonora.

 

¿Cuál es la vocación económica de Sonora?

Yo creo que la vocación de Sonora es evidentemente ganadera, agropecuaria, tenemos unas raíces culturales y un legado importante que nos merece respeto y a lo mejor veneración en el tema de los agrocultivos, tanto en el tema de los granos, como en el tema de la hortifruticultura, y definitivamente tenemos un extraordinario potencial en el tema pecuario, sobre todo en el porcícola con un buen filón de crecimiento también en el ramo ganadero.

Esa es la vocación, la visión hacia delante, creo que tiene que tener una conjugación mixta, una con identificar segmentos industriales que tienen un buen nivel de crecimiento por la demanda al alza en los mercados internacionales, como es el asunto de los equipos pesados en la economía mundial como la industria automotriz, aeroespacial y la de energía renovable.

La industria del futuro es la está ocurriendo hoy, hay que reconocer las tendencias de consumo internacionales y hay que identificar cuáles son las señales que te manda el mercado internacional.

Bajo este esquema de conjugación mixta de la industria hay que reconocer que la soberanía alimentaria de muchas naciones y de los escenarios de cambio climático nos tendrán que obligar necesariamente a ser un trabajo de modernización en la industria agropecuaria.

No solo en la visión de la tecnificación y mejoramiento de los cultivos desde el punto de vista genético de los medios de producción, si no inclusive aprovechar nuestra posición geográfica para darle valor agregado a nuestra actividad primaria.

Aquí en Sonora se ha tratado de construir, respetando no solo las vocaciones, si no las visiones económicas que involucran mucho las tendencias de la demanda mundial.


Link corto: http://bit.ly/NfHfPI