El dilema de Estados Unidos, México y el mundo

Por Enrique Zavala Urquides.-En el lenguaje cotidiano, se entiende al dilema como un problema que puede resolverse a través de dos soluciones pero que ninguna de las dos resulta completamente aceptable, ese es el caso que enfrenta el mundo, México y en especial USA ante un Donald Trump errático, iracundo, ignorante en muchos tópicos de gobierno, pero que sin embargo hoy es el presidente de ese país.

USA esta ante el mundo y en especial ante México su vecino en una encrucijada debido a este dilema político, social y económico, que amenaza al mundo con su capacidad bélica, a distintas naciones por su poderío comercial, a la misma sociedad norteamericana alimentando odios y enconos, por un individuo tan ambicioso como desubicado para gobernar a la primera potencia mundial.

La administración pública es diferente a la privada

Donald Trump no ha entendido, que es muy diferente dirigir negocios y otra muy distinta es dirigir el destino de una nación como USA así como todo lo que esto implica, a poner en riesgo la salud social y estabilidad política de millones, solo porque él así lo quiere.

La diferencia que Donald Trump no entiende y creo no entenderá, respecto a emprender negocios en el sector privado y ser un verdadero estadista como gobernante, es que en el sector privado puedo hacer todo lo que no prohíba la ley, mientras que en el sector público no puedo hacer más que lo que marcan las leyes, respetar la constitución y las leyes que de ella emanen, esa ha sido su falla flagrante y consuetudinariamente.

ITH

Pésimos resultados en solo 100 días….

En sus primeros 100 días vemos los pésimos resultados con claridad, un Trump desbocado, con “la rienda suelta”, disparando absurdas órdenes ejecutivas para tratar de “gobernar” e imponer sus ideas autoritarias y divisionistas, que se fundamentan en el uso y abuso del poder, exactamente como lo hace en su vida particular y ha hecho en sus empresas.

Ni pudo repeler y sustituir el Obama care, tampoco pudo iniciar el Muro, menos aún cancelar el TLC ya que no depende de Trump sino del congreso, no pudo con sus órdenes ejecutivas prohibir los viajes de países musulmanes a USA, tampoco quitar recursos a la llamadas ciudades santuario de inmigrantes, no pudo plantear su reforma fiscal, no pudo drenar el “pantano de Washington”, etcétera, etcétera, etcétera…

Conclusión

A Donald Trump no le queda más que culpar a otros por sus propios actos, le echa la culpa a los demócratas, a Obama y a los propios republicanos, demostrando una profunda inmadurez política, mientras pone en riesgo de guerra no solo a su país y al mundo, en tan solo en 100 días ha causado divisionismo entre sus países aliados y denostado a sus socios comerciales como sucede con Canadá y México.

Recientemente, el presidente de USA declaro a la agencia Reuters y CNN, que extraña su vida anterior como empresario, que extraña su privacidad y libertad, pero que sobre todo él pensaba que su trabajo como presidente sería mucho más fácil…., claro!, hay que decirle a Mr. Trump, que en política en muy fácil criticar, muy fácil denostar, pero muy difícil cumplir las promesas de campaña, más aun cuando muchas de las que hizo son frívolas, populistas, demagógicas y sofistas. La campana ya acabo, ahora es el mundo real.

“Las noticias malas sobre ti no importan, mientras tengas una novia sexy”. (Donald Trump)

LIC. ENRIQUE ZAVALA URQUIDES

Teléfono 6623 – 591840

 

 

 

 

Compartir