Capital Humano en México

12 octubre, 2013

El Foro Económico Mundial dio a conocer hace algunos días el reporte sobre el índice de Capital Humano en 122 países.

Este índice se compone de cuatro pilares, Educación, Salud y Bienestar, Fuerza Laboral y Empleo, y Ambiente Institucional.

Cada uno de los pilares se divide en diferentes subindicadores, por ejemplo la Educación se divide en acceso, calidad y cobertura del sistema educativo.

El pilar de Salud y Bienestar incluye elementos como mortandad, salud pública, niveles de bienestar, y tanto calidad como cantidad de servicios de salud.

El pilar de la Fuerza Laboral incluye elementos como tasas de participación en el empleo, talento y habilidad de las personas y entrenamiento.

Y finalmente el pilar del Ambiente  Institucional incluye la infraestructura de movilidad física e internet, desarrollo de clústers de investigación, marco legal y movilidad social.

Como es de esperarse, al igual que en otros indicadores internacionales, en este índice de Capital Humano tenemos que empezar a buscar a México a media tabla.

Nuestro país se encuentra en la posición 58 de 122 países en el índice general.

En el pilar de Educación nos encontramos en el lugar 82, en Salud y Bienestar estamos en la posición 56, en cuanto a la Fuerza Laboral estamos en el lugar 48 y en el Ambiente Institucional estamos en el lugar 53.

Como podemos ver el pilar en donde tenemos mayor debilidad es en Educación (lo cual no es sorpresa) y dentro de este pilar el único índice en donde estamos dentro de los primeros 20 países es en cobertura de educación básica, que estamos en la posición 13 de 122 países.

Pero en los indicadores de calidad del sistema educativo, calidad en el aprendizaje de matemáticas y de ciencias  estamos en los lugares 105 y 109 respectivamente.

En el pilar que mide el índice de la Fuera Laboral tenemos tasas de participación, talento y entrenamiento, como ya lo mencioné, en cuanto a la participación de la fuerza laboral tenemos resultados divergentes, pues mientras que en la tasa de participación del empleo en el grupo de jóvenes ocupamos la posición 19, en cuanto a la participación en la fuerza laboral en los grupos de edad de 15 a 64 años estamos en el lugar número 86.

Adicionalmente, aunque nuestra tasa de desempleo sea una de las  más bajas dentro de los países de la OCDE, también sabemos que el 60 por ciento de la fuerza laboral se encuentra ocupada en el sector informal.

Ante este panorama es clara la necesidad que tenemos en el país de tomar medidas que mejoren radicalmente la calidad educativa y que incentiven la formalidad en el sector laboral.

Sin embargo, es claro que a estas alturas del nuevo siglo, no hemos podido reorientar el curso de la economía y del desarrollo humano en nuestro país.

Creo que llevamos 20 años tratando de impulsar a México hacia un crecimiento más sostenido y acelerado pero hemos dejado a un lado el desarrollo económico integral y el desarrollo de nuestro capital humano.

Hay teorías que favorecen primero las reformas políticas antes que las económicas y hay otras teorías que favorecen primero las reformas económicas antes que las políticas; tenemos 20 años en proceso de cambios de lo económico hacia lo político y ahora pareciera que tenemos otra ola potencialmente de cambios económicos con la propuesta de reforma energética y de la miscelánea fiscal.

Si bien será cierto que hemos hecho mucho en estos 20 años, definitivamente no ha sido suficiente. Estamos prácticamente a un año que la nueva administración federal levantó grandes expectativas, pero aún no vemos los resultados en nuestros indicadores, pues el PIB crecerá menos del 2 por ciento en el año, la informalidad seguirá creciendo y no hay claridad en que la iniciativa de Ley de Ingresos y Egresos vaya a promover la formalidad y mucho menos el crecimiento acelerado e incluyente.

 

ppenia@itesm.mx


Link corto: http://bit.ly/1ahNY76