¿Gobernanza?

23 febrero, 2015

RamonPachecowebPor Ramón Pacheco
Acorde con los tiempos y eventos que han iniciado su franca manifestación en la geografía sonorense, es pertinente repasar un término, un concepto, que cada vez más inunda el léxico de todos aquellos conspicuos ciudadanos que aspiran a ocupar un puesto en la estructura del próximo gobierno estatal: Gobernanza.
El término gobernanza es una palabra de “relativa” reciente creación y difusión que se ha acuñado con la misión de denominar a la eficacia, la calidad y la satisfactoria orientación de un estado, hecho que le atribuye a éste una buena parte de su legitimidad.
La “gobernanza” es una nueva forma de gobernar, que promueve un nuevo modo de gestión de los asuntos públicos, fundamentado en la participación de la sociedad civil.
Sin embargo, esta legitimidad no se consigue sólo con eficacia y eficiencia, sino que es fundamental el elemento democrático en el que concurran la transparencia, la rendición de cuentas y la participación.
La gobernanza es pues es el arte de gobernar que tiene como propósito lograr un desarrollo económico, social e institucional armónico y duradero, lo que deriva en el sano y funcional equilibrio entre estado, sociedad civil y economía.
Situándonos en la realidad nacional y estatal, los indicadores de una gobernanza ideal serían: estabilidad política, efectividad gubernamental, estado de derecho, control de la corrupción, calidad de la regulación y ausencia de violencia. ¿
Cómo andamos al respecto? ¿Ustedes que opinan? Todos son buenos considerandos a la hora de nuestra futura, pero muy próxima, decisión ciudadana.
La gobernanza tiene un relevante y destacado componente de materia social y de funcionamiento institucional.
Es la identidad sociedad-gobierno reflejada en el sano equilibrio entre calidad de vida y desarrollo económico.
Una característica, si no escaza, al menos meridiana en nuestra vida diaria. ¿Me pregunto si puede existir una “cordial gobernanza” con tanta pobreza, con tanta hambre, con tanto desempleo.
Ciertamente no es necesario hacer una sesuda disertación para dar respuesta a esta improcedente duda.
Por eso digo que es una oportunidad muy especial para todos los aspirantes al poder estatal, la de abocarse a adoptar estrategias de actuación mediante la incorporación de innovaciones en su propuesta de gobierno y acción pública dirigidas a dirigir a Sonora bajo un esquema de gobernanza operativa y funcional, eficiente y eficaz, colmada de buenos resultado, pero sobre todo, democrática.
Investigador del CIAD. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel III, y de Academia Mexicana de Ciencias. (rpacheco@ciad.mx / @rpacheco54)


Link corto: http://bit.ly/1GlMPgQ