Igual y con lo mismo

16 noviembre, 2013

A un año de operaciones del gobierno de Peña Nieto podría decir que su administración está en riesgo de caer al vacío de “siempre lo mismo”.

A diferencia de la selección mexicana, no creo que de seguir así Peña Nieto pueda meter 5 goles  al final de su sexenio.

Indiscutiblemente los retos que tenemos en el país son muchos y muy grandes, y mal que bien Peña Nieto mostró decisión al inicio de su administración de hacer algo para mejorar el sistema educativo, el sector energético, el crecimiento económico y la seguridad.

Aunque la reforma educativa esté ya aprobada, estamos aún lejos de iniciar la implementación de estrategias y acciones que en realidad nos lleven a una mejor situación en términos de calidad educativa.

Creo que para tener una generación de jóvenes que superen el promedio de las pruebas PISA de compresión de lectura, matemáticas y ciencias que aplica la OCDE, necesitaremos quizá primero una nueva generación de profesores que formen y capaciten con nuevas técnicas didácticas que lleven a los jóvenes a dejar a un lado la memorización y tomar con gusto el razonamiento y el pensamiento crítico.

Tenemos que dejar a un lado nuestro sistema educativo de “estampitas” y movernos hacia un sistema educativo que motive y fomente el aprender a aprender.

Todos recordamos en primaria que las clases de civismo eran centradas en copiar lo que las estampitas decían sobre los héroes mexicanos, comprábamos las estampitas en la papelería y copiábamos la información.

Aunado al problema del sistema educativo, tenemos el problema de seguridad que juntos, son la peor amenaza para nuestras futuras generaciones.

Si bien es claro que el gobierno actual de Peña Nieto tiene otra estrategia de comunicación, y que en términos agregados los delitos han disminuido a nivel nacional, la realidad es que no hemos mejorado sustancialmente la seguridad en el país.

Sin duda algunas ciudades tienen menores problemas, o perciben menores problemas, pero por otro lado hay otras ciudades que se les ha incrementado el problema de inseguridad.

En algunos casos, el problema se ha movido geográficamente, pero no se ha disminuido por igual en todos los estados.

De acuerdo con los datos de la página de Incidencia Delictiva del Secretariado Ejecutivo de la Secretaría de Seguridad Pública de México, los delitos totales, tanto del fuero federal como del común se han disminuido al mes de septiembre un 2.90 por ciento respecto a la misma fecha del 2012. Pero por ejemplo, en Campeche el total de delitos se incrementó un 24 por ciento, en el estado de Hidalgo se incrementaron un 15 por ciento, en Querétaro un 13 por ciento y un 0.30 por ciento en Sonora.

De manera particular los delitos del fuero federal –– delitos contra la salud, posesión de armas y delincuencia organizada entre otros –  se redujeron un 21 por ciento en el mes de septiembre, pero el Estado de México tuvo un crecimiento del 40.5 por ciento y Campeche tuvo un crecimiento del 8 por ciento.

En el estado de Sonora los delitos federales se redujeron un 37 por ciento en términos anuales al mes de septiembre.

Sin embargo, los delitos del fuero común  – homicidios y robos entre otros – se redujeron solo un 0.9 por ciento de septiembre a septiembre con respecto al 2012.

Pero en  Campeche los delitos del fuero común se incrementaron un 31 por ciento, en Hidalgo y Jalisco se incrementaron un 18 por ciento y 15 por ciento respectivamente, en Sonora se incrementaron un 7 por ciento.

En Nuevo León se incrementaron un 3.6 por ciento los delitos del fuero común. Como podemos ver  a pesar de que el total de delitos en México de septiembre del 2012 a septiembre del 2013  han tenido una reducción marginal del 3 por ciento, tenemos algunos estados que han visto incrementos sustanciales en los delitos, algunos del fuero común y otros en cuanto al fuero federal.

El asunto es que el problema no está erradicado.

No quiero ser alarmista, solo quiero enfatizar el hecho de  que seguimos necesitando de una estrategia contundente para reducir los índices delictivos del país, y más importante que cualquier índice, necesitamos implementar estrategias que nos lleven a un mejoramiento sustancial en el tejido social de muchas de nuestras ciudades.

Sé que un año es poco tiempo para ver resultados sustanciales, pero creo que el Pacto por México esta perdiendo fuerza, y se requiere de mayor trabajo político para afianzar las estrategias necesarias e iniciar los grandes cambios que requiere el país.

Siento decir que seguimos igual que antes…haciendo lo mismo que antes.

 

ppenia@itesm.mx


Link corto: http://bit.ly/18DIzHc