Privatizar o no privatizar

23 agosto, 2016

Javier Villegas OEL IMPARCIAL – Efecto Multiplicador-
Javier Villegas Orpinela.- En términos generales los gobiernos democráticos nacieron para brindar seguridad pública y cuidar el patrimonio de la ciudadanía. Con los impuestos, el sector gubernamental se allega recursos monetarios para poder ofrecer a la comunidad bienes y servicios públicos.

Los bienes no privados son los que están disponibles para todas las personas en cualquier comunidad como plazas, señales de radio, festejos patrios, etc. y, entre los servicios públicos más relevantes destacan la seguridad y tránsito, alumbrado, agua potable, calles, parques, jardines, mercados de abasto, rastros, panteones, recolección de basura y disposición de desechos.

Generalmente, estos servicios los ejercen organismos públicos, pero también pueden hacerlo los particulares, bajo la autorización, control, vigilancia y fiscalización del Estado.
Para quienes profesan el liberalismo económico, debe ser el gobierno el que ofrezca a la sociedad la mayor cantidad de bienes y servicios.

En tanto, para los neoliberales, debe ser mayormente la empresa privada la que cubra las necesidades de la comunidad.

 

Caso Cajeme

La decisión oficial de privatizar la recolección de basura domiciliaria en Cajeme a partir del 1 de octubre, trae enfrentada a la clase política y empresarial en el segundo municipio más importante de Sonora.En esta coyuntura, unos se comportan como liberales y otros como neoliberales.

El principal liberal debería ser el Alcalde Faustino “Tinito” Félix Chávez, pero se conduce como neoliberal porque abre la puerta al sector privado.

El edil le echa porras a las Asociaciones Público-Privadas (APP). Una APP es un acuerdo entre el sector público y el sector privado en el que parte de los servicios o labores que son responsabilidad del gobierno es suministrada por el sector privado bajo un claro acuerdo de objetivos compartidos para el abastecimiento del servicio público o de la infraestructura pública.

Las APP son vistas como válvulas de escape de las maltrechas finanzas públicas de gobiernos y municipios, sin embargo, en México existen casos de este tipo de asociaciones que han generado grandes beneficios, pero solamente para el sector privado.

 

Abel Murrieta

Para el diputado federal cajemense Abel Murrieta, la concertación en lugar de una licitación, no es el mejor esquema jurídico.

“Me opongo a que el Municipio de Cajeme privatice de esa manera la recolección de basura domiciliaria. Que terquedad que sea Tecmed la que ofrezca ese servicio”, se queja el legislador federal. Y agrega, “el Alcalde dice que se han decidido por Tecmed porque ya ofrece los otros dos servicios (planta de transferencia y relleno sanitario) y porque salen más baratos sus servicios, pero este no es el punto; falta apertura (licitación) y transparencia”. Para el legislador es extrañísimo el plazo de 21 años que se le quiere conceder a Tecmed cuando la misma empresa dice que al cabo de siete años estará renovando equipo. “Le he pedido al presidente municipal que envíe el contrato al ISAF (Instituto Superior de Auditoria y Fiscalización del Estado de Sonora) para que lo dictamine y me dijo que lo enviaría. Yo se como se maneja Tecmed y no es nada saludable”.

Félix Chávez, dice que él siempre se apoya en el ISAF, pero para que le hagan observaciones preventivas a sus proyectos; no precisamente para que se los frenen. Ya envió a dicho Instituto el documento de concertación. Por tanto, para el edil, la privatización de la basura no se detiene y empezará en octubre.

Un antecedente de miedo sobre cómo se las gasta Tecmed lo da Enrique Zavala, quien en el periodo 1997-1998 le tocó lidiar con esta empresa. Como director de Promotora Inmobiliaria en el trienio de Jorge Valencia, Zavala los sacó del Cytrar, pero a final de cuentas el 2004 el País tuvo que pagarle a los españoles alrededor de 10 millones de dólares “por daños y prejucios”.

“Maloro” Acosta

Mientras en Cajeme se desgastan por el caso Tecmed, en la capital de Sonora el Alcalde Manuel Ignacio “Maloro” Acosta le ha dado forma a la Plataforma de Información Económica Digital de Hermosillo (PIEDH).

El “Maloro” de la mano de su director de Fomento Económico, Roberto Ruibal, promociona en Internet las fortalezas económicas de la ciudad para atraer más inversión productiva.

Pasado mañana Ruibal estará en Phoenix promocionando el site selector entre la crema y nata empresarial de Arizona.

 

Javier Villegas Orpinela tiene Maestría por el ITESM y es Economista por la UANL. Periodista desde 1988. Director de JVOConsultores, S.C. y de la revista semanal CORREO.

jvillegas@correorevista.com

Twitter: @JvillegasJavier

Facebook: Javier Villegas Orpinela


Link corto: http://bit.ly/2bjncFj