Una reforma populista

13 septiembre, 2013

Como en los viejos tiempos el gobierno federal sorprendió a la nación con una reforma hacendaria que incluye una amplia variedad de cambios fiscales.

El presidente Enrique Peña Nieto calificó a la reforma como social mientras que los críticos la tachan de recaudatoria, impositiva y populista.

En efecto la propuesta incluye temas positivos como la desaparición del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE).

Sugiere crear una pension universal mediante un pago mensual de 1,200 pesos para mayores de 65 años que carezcan de una pensión social y residan en México.

Además propone un seguro de desempleo que consiste en seis pagos mensuales equivalentes a un promedio entre el 40 y el 60 por ciento de las últimas 24 cotizaciones devengadas. Este seguro lo administrará el IMSS y se aplicará 45 días después de la pérdida del empleo.

Lo que no queda del todo claro es la manera de financiar el costo de ambas prestaciones que evidentemente afectarán la salud de las finanzas públicas y de las empresas privadas.

En las medidas recaudatorias la iniciativa presidencial no deja sentido a nadie y menos a quienes ya pagan impuestos: el ISR aumenta del 30 al 32 por ciento, se establece IVA para colegiaturas, pago de rentas, hipotecas y a las fronteras les sube el IVA sin misericordia al pasar del 11 al 16 por ciento.

Algún analista comentaba que este país vuelve a premiar a los que no pagan impuestos ni generan recursos mientras que a las empresas y particulares que se rajan la progenitora para salir adelante les recetan más impuestos.

El caso de las frontera es patético porque se trata de una región que ha luchado a brazo partido para salir adelante durante décadas y en lugar de incentivos ahora recibe un severo castigo con la elevación del IVA en cinco puntos lo que provocará inflación, pérdida de competitividad y la fuga de inversiones.

En Sonora esta medida no ha generado tanto malestar a diferencia de lo que ocurre en estados como Baja California, cuya dependencia con el vecino país es mayor en  materia de comercio, turismo e industria.

Sin embargo, la frontera sonorense se verá seriamente afectada por este incremento del IVA además de otros cambios propuestos que incidirán directamente en la actividad de maquiladoras.

Es bien sabido que en México la recaudación fiscal es sumamente baja comparada al resto de los países de la OCDE por la alta evasión, la economía informal y las leyes recaudatorias que son más laxas que en los países desarrollados.

Sin embargo, una vez más y al igual que sucedía en los regímenes del viejo PRI, el gobierno optó por cargar la mano a quienes más pagan impuestos y exentar o reducir cargas a quienes pagan poco o simplemente no pagan impuestos.

En estos tiempos de penurias y adversidades lo que más necesitan las empresas y los particulares es pagar menos impuestos y recibir más apoyos por parte de los gobiernos.

En esta reforma fiscal no se advierte este espíritu y por el contrario se percibe discriminación contra los sectores productivos y contra quienes generan la mayor parte de la riqueza de México.

Curiosamente de la oposición es el PRD quien más ha aplaudido esta reforma y es el PAN quien más la ha criticado. Pronto veremos si las nuevas leyes fiscales rescatan al país del estancamiento o lo hunden más

 

Comentarios a  healy1957@gmail.com


Link corto: http://bit.ly/18k2zDp