Banxico mide impacto del tsunami de Japón

28 mayo, 2011

 

El Banco de México informó que hay una moderación en el crecimiento económico, producto del terremoto y tsunami en Japón.

Banxico expuso que en México, la actividad económica se mantuvo con una trayectoria ascendente, en donde los indicadores oportunos de producción muestran una moderación en su ritmo de expansión.

Agregó que esa situación parece responder a factores que afectan la producción de manera temporal, como los efectos ocurridos en Japón sobre las ensambladoras automotrices en el país.

“La moderación en el crecimiento ha conducido a una reducción en el ritmo al que se venía cerrando la brecha del producto, mientras que la situación en los mercados de trabajo y crediticio, la evolución de la capacidad instalada, así como el reducido déficit en cuenta corriente aún muestran signos de holgura”, detalló el banco central.

Ayer, la junta de gobierno de Banxico decidió mantener en 4.5% la tasa de interés interbancaria a un día. El Banco de México informó que no se observan presiones generalizadas sobre los precios en la economía.

En su informe, planteó que vigilará el comportamiento de las expectativas de inflación, la brecha del producto y, con especial atención, los precios de los granos y de otras materias primas.

“Así como diversos determinantes de la inflación que pudieran alertar acerca de presiones inesperadas y de carácter generalizado sobre los precios”, añadió en su informo.

Puntualizó que en caso de que esta última eventualidad se materialice, ajustará oportunamente la postura monetaria para lograr la convergencia de la inflación a su objetivo de 3%.

Banxico agregó que el repunte de la inflación que se observó en abril se debió principalmente a las alzas que se registraron en los precios de algunos productos agropecuarios.

“Hacia adelante existen riesgos de alzas adicionales en los precios de los granos y otras materias primas, de que retorne la turbulencia en los mercados financieros internacionales y de que la brecha del producto se cierre aceleradamente”, mencionó.

El banco central destacó que la expectativa es que para 2011, la inflación general y la subyacente continúen en la trayectoria proyectada por Banxico.

Agregó que a pesar de los riesgos expuestos, se considera que el balance de éstos ha mostrado una mejoría.

Analistas esperan que las presiones a nivel internacional sobre el precio de algunos commodities como el petróleo se reduzcan hacia el segundo semestre de este año.


Link corto: http://bit.ly/N9QGUF