Arar en el desierto, o aplicar la ley…

Imagen ilustrativa.

Por Enrique Zavala Urquides.-El grave PROBLEMA DE LA CORRUPCION en México sigue siendo un estigma indeleble y constante, fenómeno difícil de erradicar y disminuir cuando las malas practicas e ineptitud de los gobiernos y el servicio publico son omisos para hacer justicia.
Esta mal función de los servidores públicos, causa quebrantos al erario, que no deben quedar impunes, con motivo de su actividad administrativa irregular, en corto esas irregularidades hasta por omisión dan lugar a una RESPONSABILIDAD DEL ESTADO frente a los particulares.
Principios constitucionales
Lo anterior se genera porque una perniciosa minoría de malos servidores públicos no practican consuetudinariamente los principios de Legalidad, Honradez, Lealtad, Imparcialidad y Eficiencia. Prefiriendo vivir dentro de la corrupción, de la ilegalidad que causa quebrantos y saqueo al erario.
El Código de Ética de los servidores públicos del Gobierno, las Reglas de Integridad para el ejercicio de la función pública, y los Lineamientos generales para propiciar la integridad de los servidores públicos, para implementar acciones permanentes que favorezcan su comportamiento ético, a través de los Comités de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés, ¡no funcionan en lo general!.
Valores y principios del servidor publico
Así mismo también se violentan por esos malos servidores públicos los principios de disciplina, legalidad, objetividad, profesionalismo, honradez, lealtad, imparcialidad, integridad, rendición de cuentas, eficacia y eficiencia, que rigen o deben regir el servicio público.
Los Lineamientos generales para propiciar la integridad de los servidores públicos y para implementar acciones permanentes que favorezcan su comportamiento ético, a través de los Comités de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés; La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos regula la responsabilidad de los servidores públicos a través de su Título IV. Esta responsabilidad -dependiendo del hecho o acto que se cometa u omita- puede ser: política, penal, administrativa, civil o patrimonial, pero ¡NO se aplica!.
conclusión
La responsabilidad del Estado por los daños que, con motivo de su actividad administrativa irregular, cause en los bienes o derechos de los particulares, será objetiva y directa. Los particulares tendrán derecho a una indemnización conforme a las bases, límites y procedimientos que establezcan las leyes.
Lo Anterior lo mandata el articulo 109 último párrafo de la constitución de la república mexicana. Por ello, quienes cometan los delitos de Abuso de autoridad, Coalición de servidores públicos, Uso ilícito de atribuciones y facultades, Pago y recibo indebido de remuneraciones, Concusión, Intimidación, además violenten los principios ya enunciados, se les deberá aplicar todo el peso de la ley, so pena de continuar con la impunidad y la no rendición de cuentas, por eso estamos como estamos… ¡Ni más, ni menos!….

“Contra la injusticia e impunidad, ni perdón ni olvido.” (Bertold Brech).

Compartir