Baila Banco de México al son de EU

Por Javier Villegas Orpinela.-Para nadie es secreto que el banco central mexicano mueve su política monetaria al ritmo que marca la influyente Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), considerado el banco central de los bancos centrales en el mundo.
Pero por si las dudas el subgobernador del Banco de México Banxico) Jonathan Heath, aseveró el pasado jueves que es muy probable que el instituto central mexicano siga los pasos del Fed.
“El indicador número uno que estamos observando es lo que hace el Fed. Diría que es probable que si el Fed aumenta 50 (puntos base), es un hecho que nosotros aumentemos 50 (puntos base)”, anticipo.
Banxico igualó las últimas dos alzas de 75 puntos base del Fed y elevó recientemente la tasa de interés de referencia a un máximo histórico del 8.5 por ciento.
El banco que gobierna Victoria Rodríguez Ceja, emula los aumentos de tasas del Fed para evitar que grandes cantidades de capital salgan del País y debiliten el peso.
Heath reveló que votará para igualar al movimiento del Fed, ya sea de 50 o 75 puntos base. Banxico comenzó a elevar su tasa mucho antes que el Fed, en junio del año pasado, pero Heath señaló que México debería mantenerse en línea con su vecino del norte durante al menos lo que resta del año.
Los inversionistas están asignando probabilidades similares a un aumento de medio punto o tres cuartos por parte del Fed en septiembre, según los precios de los contratos de futuros vinculados a Estados Unidos.
“Mi percepción es que no podemos darnos el lujo de separarnos (del Fed) al menos durante los próximos seis meses, por lo menos hasta fin de año. Ni siquiera lo consideraría”, comentó Heath.
La previsión del mercado de que el ciclo de ajuste terminará con la tasa en 9.5 por ciento es una “buena proyección” de lo que podría pasar.
¿Qué seguiría despúés de la tasa del 9.5 por ciento?
Banxico intentaría mantener la tasa terminal el mayor tiempo posible antes de recortarla, para garantizar que la inflación esté realmente bajo control.
Si bien es posible que Banxico reduzca las tasas el próximo año, es más probable que lo haga en 2024.
Heath dijo que el mercado “captó perfectamente el mensaje” de que el cambio de lenguaje significaba que “no estamos seguros de que vayamos a seguir aumentando 75 (puntos base), y lo más probable es que sea 50”.
En este entorno, la inflación en México alcanzó en julio su mayor nivel en 21 años, con 8.15 por ciento, más del doble del límite superior de la tasa objetivo de Banxico de 3 por ciento, más o menos un punto porcentual.
Heath prevé que el crecimiento de los precios alcance su máximo en agosto o septiembre.
México probablemente mostrará más inercia en desacelerar la inflación que Estados Unidos debido a factores como la inseguridad, la falta de competencia en su economía y los aumentos del salario mínimo previstos por el Presidente López Obrador.
El PIB de México siguió creciendo lentamente en la primera mitad del año, incluso al tiempo que EU se contraía. Las complicaciones persisten.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir