Confunde a IP de Sonora ataques de AMLO y…

Por Javier Villegas Orpinela.-El empresariado sonorense cerró el año todavía más confundido con “las jugadas políticas” que promociona y empuja el Presidente López Obrador como, por ejemplo, la de la reforma electoral.
La mañana del jueves 15 de diciembre, un grupo de amigos empresarios de primera línea, se reunieron en el restaurante Casa Grande para celebrar su desayuno-posada 2022.
El invitado especial fue el hijo mayor de la familia Gándara Fernández; Javier Francisco.
De entrada, los asistentes lamentaron la irreparable pérdida de Marcela Fernández de Gándara, acaecida en las primeras horas del pasado sábado 3 de diciembre y desearon a los Fernández Gándara, a los Fernández Aguilar y demás familiares, pronta resignación.
Enseguida, el tema del momento fue el de la aprobación condicionada del plan B sobre la reforma electoral.
La tarde noche del miércoles 14 de diciembre y en la madrugada del jueves, el Senado de la República le daba luz verde a la iniciativa electoral del Presidente.
Los empresarios Manuel Aello Valenzuela, Martín Gándara Camou y Arturo Fernández Díaz-González habían empezado a debatir entre ellos (minutos antes de que arrancara el desayuno), sobre el espinoso tema que pone de rodillas al INE y le da con todo a la democracia mexicana.
Conforme avanzaba la reunión, Aello Valenzuela, Gándara Camou y Fernández Díaz-González, planteaban sus inquietudes sobre el deterioro institucional que padece el País y conminaron a los ahí presentes, hablar sobre el tema recién aprobado por el Senado.
Las opiniones salieron de uno y otro lado y todas proponiendo “parar en seco” la iniciativa Presidencial para evitar una inminente dictadura.
Los empresarios-abogados que participan en este grupo de amigos cifran las esperanzas de frenar “el frankestein electoral”, en el Poder Judicial.
Horacio Valenzuela Ibarra y Félix Tonella Luken tocaron el tópico de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación será la instancia encargada de reconfirmar los derechos político-electorales de los ciudadanos que vulnera la reforma lopezobradorista.
El contador Othón Ramos Rodríguez, lamentó la creciente incertidumbre en México lo que refuerza el creciente desaliento de la inversión productiva.
Entonces, ¿El plan B sigue vivo?
No del todo, pues le toca el turno de calificarlo al Poder Judicial, para que la Suprema Corte determine la improcedencia de los flagrantes elementos violatorios a la Constitución dentro de ese paquete de reformas.
Líderes nacionales de las diversas cámaras empresariales confían en las acciones legales que emprenderán tanto el INE como los partidos políticos, y señalan que estaran abiertos a respaldar jurídicamente a los ciudadanos que deseen exigir la vigencia y respeto de sus derechos.
En Sonora todo este embrollo electorero gestado desde Palacio Nacional, pone más ansiosos (nerviosos) a los encargados de empujar la producción y el empleo.
Como todos sabemos, el Gobernador Alfonso Durazo busca reactivar cuanto antes la economía sonorense, sin embargo, los ruidos provocados desde el Gobierno federal le mueven frecuentemente el tapete.
Empero, el mismo mandatario estatal pareciera guardar distancia con los hombres de negocios de la entidad al señalar que en Sonora se necesita una nueva clase empresarial, porque la actual no tiene estatura nacional.
Ni a quien irle, parecieran decir los empresarios sonorenses.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir