Crece economía, pero a paso lento

Por Javier Villegas Orpinela.-Las cifras del Inegi dan cuenta que la economía nacional se mueve, aunque mantiene la “velocidad de tortuga” de años recientes.
El reporte más recientes del PIB revela que aumentó 0.89 por ciento de julio a septiembre, cifra menor al 1.03 por ciento de la estimación oportuna que dio el Instituto a fines de octubre, según datos ajustados por estacionalidad.
El resultado del tercer trimestre del 2022 estuvo en línea con la previsión del consenso de Bloomberg, pero el avance dio lugar a la menor cifra en cuatro trimestres en medio de un proceso de moderación en el ritmo de crecimiento de la economía mexicana, medida por el PIB.
En los periodos previos del año en curso, el PIB repuntó 1.23 por ciento durante el primer trimestre y 1.14 por ciento en el segundo.
El dato observado de julio a septiembre fue resultado de la desaceleración en los tres grandes actividades que conforman a la economía.
Las actividades primarias (agricultura, silvicultura y pesca) vieron un alza en su PIB de 1.97 por ciento en el tercer trimestre de 2022, contra el 2.94 de abril a junio.
El sector servicios (el terciario) subió 1.08 por ciento de julio a septiembre, contra el 1.33 por ciento en los tres meses previos.
Dentro del ramo de los servicios, el PIB de las grandes compañías aumentó 4.27 por ciento y el de otros servicios excepto actividades gubernamentales 4.25 por ciento trimestral.
El PIB de la información en medios masivos padeció un descalabro de 4.77 por ciento y servicios de salud y de asistencia social de 1.76 por ciento.
Para las actividades secundarias (industria), el incremento fue de 0.58 por ciento frente al 0.65 por ciento en el segundo trimestre.
En dicho sector, la minería y la construcción disminuyeron 1.62 y 1.69 por ciento, respectivamente.
En contraste, el PIB de las industrias manufactureras creció 2.04 por ciento y generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final 0.03 por ciento.
A tasa anual, la economía del País se expandió 4.32 por ciento en el tercer trimestre de 2022, su mejor desempeño desde el 4.33 por ciento de julio a septiembre del año anterior.
Debe apuntarse que al considerar la cifra del tercer trimestre, el PIB mexicano fue 1.28 por ciento mayor al nivel registrado en el primer trimestre de 2020, previo al desplome histórico del segundo trimestre de ese año en medio del Covid-19.
En los primeros nueve meses de este año, el PIB subió 2.83 por ciento anual, lejos del 6.30 por ciento del mismo lapso de 2021, cuando se presentó el famoso “rebote técnico”.
Usted se preguntará ¿cómo es que la actividad productiva se mueve a paso lento si los dólares no han dejado de fluir al País?
Una de las respuestas es que las divisas llegan a México para participar más activamente en el mercado financiero que en el productivo.
El diferencial de tasas favorece todavía a México, sin embargo, la incertidumbre que se alimenta con frecuencia desde Palacio Nacional, es lo que impide una reactivación económica más significativa. Malo el cuento.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir