Crece México y decrece EU

Por Javier Villegas Orpinela.-Al primer trimestre la economía de México regresó al crecimiento después de estancarse en el último semestre del 2021 al avanzar 0.9 por ciento, reveló el Inegi.
En contraste, el PIB de Estados Unidos (EU) se contrajo 1.4 por ciento en similar periodo.
De esta forma, la economía mexicana evitó por poco una recesión en el segundo semestre del año pasado. A tasa anual, la segunda economía más grande de América Latina creció 1.6 por ciento entre enero y marzo.
El resultado de México se produce después de que la economía más grande del mundo (la de EU) cayó por primera vez desde 2020. Así que México logró crecer mientras que EU se contrajo debido en parte a su déficit comercial.
EU “importó más de lo que exportó y, ¿de dónde importa? Una buena parte, de México”.
La noticia de que el PIB mexicano “sigue vivo” cayó muy bien en la cúpula política de México que tuvo severos descalabros durante el cuarto mes del año.
El 10 de abril el ejercicio de revocación de mandato fue desairado por los mexicanos al acudir menos del 20 por ciento del padrón electoral validado.
Una semana después, el domingo 17, la contrarreforma eléctrica del Presidente López Obrador fue rechazada en la Cámara de Diputados.
Ahora, la buena nueva de que la economía nacional no está tan mal como le refieren todos los días al Gobierno federal los economistas del sector privado, es una bocanada de aire fresco para los que están en el poder.
Y en esta conyuntura, el gabinete económico lopezobradorista se apresta a “hacer las pases” con el vilipendiado sector empresarial para hacerle frente a la inflación que se acerca peligrosamente al 8 por ciento.
En estos primeros días de mayo se estaría poniendo en práctica un acuerdo tipo pacto; de aquellos que utilizaron Miguel de la Madrid Hurtado y Carlos Salinas de Gortari a finales de los ochentas.
Ha trascendido que el esquema llevará por nombre “Paquete para el Control Inflacionario y la Carestía” (Pacic) y que se apoyará en el congelamiento (con opción a ajuste) de 24 productos que inciden hasta en un 70 por ciento en la canasta básica de los que menos tienen.
La medida suena bien, pero los supermercados convidados a controlar los precios de esos 24 productos, ya han empezado a recular, empezando por Chedraui que opera en el Centro y sur del País.
¿Será buena idea del Gobierno federal recurrir al control de precios?
No es buena idea, critican los economistas del sector privado, ya que este tipo de iniciativas le pegan “a la mano invisible de la economía” al atrofiarse el lado de la oferta del mercado.
Esto es que con el paso de las semanas la producción se achica en tanto la demanda de esos bienes se acrecenta. El resultado es un desabasto que desemboca en el popular dicho “salió más caro el caldo que las albondigas”.
Con estas señales de que los pactos no son tan efectivos y que la economía EU va en reversa, la dinámica del PIB mexicano peligra para este segundo trimestre.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir