Efecto ratón…

Por Enrique Zavala Urquides.-La reciente detención de Ovidio Guzmán López, alias “el ratón” e hijo del Chapo Guzmán el narcotraficante de más poder en México, deja una serie de especulaciones, preguntas y cuestionamientos de fondo. .
Pero además, por la relevancia de los personajes y forma de ejecución de la detención, da lugar a dudas y especulaciones, muchas de ellas inocuas, ociosas e inútiles, muchas de ellas sembradas por opositores al actual Gobierno federal, otras demasiado triunfalista sin reparar en las formas y las obvias consecuencias de la detención, de lo que no hay duda ¡es de lo siguiente!…
Cuando se quiere, se puede
En este caso de alto impacto, así como otros, evidencia ¡QUE CUANDO SE QUIERE, SE PUEDE!, es decir en la detención del “ratón”, el Gobierno federal enmendó errores del “culiacanazo” y armo un operativo que no fue perfecto pero funciono, porque hubo 10 bajas de militares y servidores de la nación que cayeron en el ataque, más 19 delincuentes, involucrados en la detención de Ovidio Guzmán.
Las especulaciones son muchas, los comentarios escépticos también, la realidad es que “el ratón” está tras las rejas, que el operativo en lo general fue exitoso y que se diga lo que se diga, “que lo solicitó Biden”, “que los gringos nos obligaron”, etcétera, la realidad es que el capo está detenido y en proceso de extradición a USA, sin embargo escuchar comentarios ligeros, mal intencionados y entreguistas es ocioso y ¡GRAVISIMO!…
Extradición fallida
La extradición de Ovidio Guzmán a los Estados Unidos de, América NO será rápida, existen muchos recursos jurídicos que sus abogados intentarán, como tácticas dilatorias para tal propósito, suspensiones provisionales y definitivas, incluso el amparo y su revisión que pudiera llevar años el que se tome una decisión para enviarlo legalmente a USA.
Por ello digo que es y será una extradición fallida, no será de inmediato ni rápida, si su detención como lo reflejan las, actuaciones, corresponde a una solicitud de extradición de nuestros vecinos del Norte, eso no se logrará de manera rápida, estará sujeta a la tramitología jurídica, que es muy lenta y plagada de sorpresas en México…
Conclusión
La detención de Ovidio Guzmán deja en claro que cuando “hay voluntad política”, ningún NARCO se escapa al brazo de la Ley, que cuando existe esa voluntad, se sabe “quiénes son, donde están y qué hacen” los malandros” del CRIMER ORGANIZADO, está detención, aún y a pesar de las bajas humanas y perdidas materiales, comprueba que el gobierno sí tiene capacidad de reacción ante el fenómeno del CRIMEN ORGANIZADO.
También algo más de llamar la atención fue volver a constatar, la capacidad de respuesta que tienen estos grupos delincuenciales, tenían equipos, municiones y comandos de asalto que causaron grandes daños y destrozos en Culiacán principalmente, sin embargo al aplicar la JUSTICIA, se debe aplicar de forma contundente y firme, y actuar así contra otros capos que se “SABE QUIENES SON, DONDE ESTÁN Y QUE HACEN”, además de que se escudan en la sociedad civil…. ¡Ni más, ni menos!.
“El primer requisito de la civilización, es la justicia”. (Sigmund Freud)

Compartir