El Auditor Mayor

Por Enrique Zavala Urquidez.- La transformación del estado de Sonora enfocado en las necesidades del pueblo y no en las de los grandes grupos de poder, ha llevado al impulso de reformas estratégicas, afirmó el gobernador Alfonso Durazo al dar a conocer una serie de modificaciones jurídicas presentadas al congreso.

Una de ellas es que la titularidad del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) deberán tener una vigencia de seis años para evitar el encubrimiento e impunidad en actos de corrupción de administraciones salientes. El Congreso del Estado será el encargado de la elección del titular del ISAF y su órgano de control interno (OCI).

El auditor deberá ser un administrador de la normatividad

Parte toral de esa reforma será elegir a un AUDITOR MAYOR AUTONOMO, que deberá ser un ADMINISTRADOR DE LA NORMATIVIDAD, que tenga una serie de habilidades ejecutivas que garantice la planeación y control de la transparencia, así como la rendición de cuentas. Mas que ser un simple auditor, deberá ser un verdadero EJECUTOR de los mandatos normativos.

Obvio deberá tener el dominio operativo y básico, de la ley de fiscalización, de contabilidad gubernamental, de transparencia y anticorrupción, así como del marco jurídico inherente, sin embargo, lo vital es que ADMINISTRE LA NORMATIVIDAD y ejecute de forma impecable todas las acciones tendientes a lograr la ¡transparencia y la rendición de cuentas!, para que se legitime la operación presupuestal oficial.

Principios y valores deberán ser su constante

La principal virtud del futuro titular del ISAF, deberá ser su probidad e integridad, su formación férrea como garante de la normatividad, deberá ser el CUSTODIO MAYOR del origen y aplicación de los recursos públicos de origen federal, estatal y deuda, que ejerzan municipios el Estado de Sonora y sus dependencias.

Puedo aseverar y asegurar que el titular del ISAF deberá ser el servidor publico que no solo será garante de la normatividad y ejercicio sin desviación de los recursos, sino que deberá ser una mujer u hombre “a toda prueba”, INCORRUPTIBLE, un verdadero líder del servicio público, que predique con el ejemplo para que de verdad Sonora se transforme.

conclusión

El reto para los congresistas de Sonora es enorme, la “vara está muy alta”, esa es la tarea, afortunadamente existen muchas personas que reúnen esos requisitos, sonorenses rectos y comprometidos que garantizarían esa función toral de fiscalización, esa no es la limitante, ahora la tarea de selección la debe hacer cuidadosamente el congreso de Sonora, al margen de las distorsiones, intereses partidistas y “grillas”,

Hoy que el Gobernador se excluye de enviar al congreso terna alguna, y deja en sus manos el proceso de elección, se convierte una enorme responsabilidad para los legisladores, para ejecutar un proceso transparente de elección, un proceso diligente de designación del titular del ISAF, se debe evitar que lleguen a ese puesto, “yes men, algún “bufón político” o algún servil “gato de angora”, así mismo debe atemperar “Las ansias de matador de muchos y muchas” … ¡Ni más, ni menos!.

“Es cierto que la integridad sola no te hará un líder, pero sin integridad nunca será uno ”. (Zig Ziglar).

 

Compartir