El contacto personal es fuente de salud y bienestar

Por Guadalupe Ruiz Durazo.-Somos seres sociales, tener vínculos humanos es una de las cosas que brinda más bienestar; el contacto personal es tan necesario como comer, beber y eso no lo resuelven 100 amigos en Facebook.

El psiquiatra e investigador Robert Waldinger dirige un estudio que durante muchos años ha seguido la vida de más de 700 personas y sostiene que: “Una y otra vez en estos 75 años nuestro estudio ha demostrado que la gente a la que le va mejor es aquella que se apoya en las relaciones con su familia, amigos y con la comunidad”.

El estudio desarrollado en Harvard sugiere que uno de los indicadores más importantes para la salud y el bienestar a largo plazo no es la cantidad de dinero que se acumula, ni la fama, es más importante la fortaleza de las relaciones con la familia, amigos y pareja.

El Dr. Facundo Manes, neurocientífico argentino, dice que los vínculos humanos son tan necesarios como comer o beber y eso no lo resuelven 100 amigos en Facebook, tener vínculos humanos “cara a cara” es una de las cosas que nos da más bienestar.

Aristóteles decía que “El hombre es social por naturaleza”; según él existen tres tipos de amistades, la amistad utilitaria, la basada en la diversión y aquella que se relaciona con la virtud.

En el modelo de amistad utilitaria la unión gira en torno al beneficio, no es permanente, suele deshacerse cuando se agotan los beneficios.

El segundo tipo de amistad se basa en la diversión, el placer y suele ser más común entre los jóvenes que participan en actividades deportivas, fiestas y otras placenteras; la amistad dura lo que dura la diversión.

El tercer modelo es una amistad donde se tiene que trabajar la excelencia, la virtud, incluye una percepción igualitaria en el trato que se da y que se recibe del otro. Este tipo de amistad conlleva inversión de tiempo y atención, se cultiva si realmente se aprecia, se cimienta por compartir vivencias, valores y afinidades.

Cualquier persona debería saber distinguir entre los tres modelos de amistad distintos.

Por otra parte, muchas personas reconocen que son muchos sus conocidos pero que los amigos “se podrían contar con los dedos de una mano”.

En la era del Big Data y las comunicaciones virtuales la comunicación personal es más escasa. El teléfono móvil y otros asistentes virtuales recopilan una gran cantidad de información, que mediante el análisis masivo de datos e inteligencia artificial permite conocer al usuario a la perfección, mostrarle información personalizada e incluso influir en su comportamiento.

José Carlos Ruiz,  doctor en filosofía, considera que las redes sociales permiten crear una imagen idealizada del usuario, de modo que por primera vez en la historia conviven dos circunstancias: la real y la virtual; como cada vez se dedica más tiempo a las redes sociales, las circunstancias virtuales, los filtros, esa imagen idealizada de sí mismo, se empieza a equiparar a las circunstancias reales “Cuando te desconectas de la pantalla y te miras a ti mismo, descubres algo preocupante y es que tú no te pareces nada a ese ‘yo’ virtual que has creado y que te parece fantástico, con lo que tu autoestima empieza a mermar”.

Si se da mucha importancia a los “likes”, también se le dará a las críticas.

Vale la pena recordar el hecho de que los fallowers o likes están a la venta. En Twitter los costos (Animal político) son los siguientes: 2 mil 500 seguidores, $400 pesos; 5 mil seguidores, $750 pesos; 10 mil seguidores, $1,200 pesos; 25 mil seguidores, $2,000 pesos; 50 mil seguidores, $3,000 pesos.En  Facebook la dinámica es distinta, solo se pueden aumentar 900 likes, a un costo de $400 pesos.

¿Vas a interesarte por tus amigos? ¿Hablarás con ellos “cara a cara” más seguido?

Compartir