El poder de los datos para el desarrollo

Por Joel Espejel.- El Banco Mundial presentó el “Informe sobre Desarrollo Mundial 2021” en el cual se propone un plan de acción para aprovechar el poder de los datos para lograr el desarrollo de las naciones y con ello garantizar que las personas más vulnerables no se queden atrás.

El informe se centra en nueves ejes centrales para aprovechar los datos: 1) El contrato social; 2) Los datos como fuerza del bien común; 3) Posibilidades infinitas; 4) Conectando al mundo; 5) Formando confianza; 6) Nivelar el campo de juego; 7) Cruzando fronteras; 8) Datos rectores; y 9) Mejorando los sistemas de datos. 

El contrato social es un habilitador de una colaboración más segura entre los gobiernos, las empresas, los organismos de la sociedad civil y el mundo académico para obtener un mayor valor agregado de los datos, con una mejor colaboración entre los usuarios se podrán ayudar a las comunidades más pobres.

Los datos de intención pública pueden aportar valor al desarrollo a través de tres vías: 1) Responsabilizar a los gobiernos y empoderar a las personas; 2) Mejorar la prestación de servicios; y 3) Priorizar los recursos escasos. Con el apoyo privado pueden ayudar a proporcionar información en tiempo real y a mayor escala, llenar las lagunas y superar las limitaciones asociadas con cada tipo de datos.

El carácter digital de los datos modernos hace que la infraestructura sea un requisito previo para recopilar, intercambiar, almacenar, procesar y distribuir datos con el objetivo de disminuir las brechas digitales.  Para generar confianza, los gobiernos de los países deben proteger y salvaguardar su uso por medio de leyes sólidas, al igual que facilitar su intercambio. 

Tras los confinamientos físicos surgieron una gran cantidad de empresas con plataformas digitales de datos a la cuales les genera preocupación la competencia desleal en el mundo digitalizado, lo cual plantea una serie de nuevos desafíos en cuanto a la regulación.

Los datos son un activo negociable, pero al enviarlos a través de las fronteras se incrementa el tráfico global de Internet, actualmente es de 32 Gigabyte (GB) por persona en el planeta por mes, o 1 GB por usuario por día, por tanto se requiere una protección adecuada.

La acción coordinada entre instituciones permitirá que los datos fluyan de forma segura entre los usuarios y promueve la innovación. 

Asimismo, para mejorar los sistemas de datos se requiere de la creación de un Sistema Nacional Integrado de Datos. 

En conclusión, para aprovechar de mejor manera los datos para lograr el desarrollo de las personas se debe centrar la atención en: 1) los actores involucrados deben coordinar esfuerzos para respaldar la toma de decisiones por medio de datos; 2) los datos recopilados deben servir al bien público al informar el diseño, ejecución, monitoreo y evaluación de programas y políticas públicas; y 3) Desarrollar centros de almacenamiento e instalaciones de procesamiento de datos (la nube computacional).

(jespejel@gmail.com/ @EspejelJoel)Economista y Profesor universitario y Presidente del Colegio de Economistas de Sonora, A.C.

Compartir