El turismo ante la pandemia

Por Joel Enrique Espejel Blanco.- La pandemia mundial trastocó a la mayoría de las actividades económicas, el turismo no fue la excepción, por tanto, con visión de futuro el sector tendrá que desarrollar modelos turísticos más sostenibles y resilientes para reducir su vulnerabilidad ante las crisis externas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) presentó el estudio “Turismo: Experimentando algo de turbulencia”, en el cual se plantea que el aumento del turismo interno (aproximadamente el 75% del turismo total antes de la pandemia) compensará en parte el impacto negativo en los empleos y las empresas, pero será menor para las economías que dependen más de los turistas extranjeros.

El informe de la OCDE destaca el porcentaje del gasto en turismo por país, las naciones que depende más del consumo de los turistas domésticos son: 1) Filipinas con 87%; 2) Estados Unidos con 84%; 3) México con 83%; 4) Reino Unido con 82%; 5) Japón con 82%; 6) Canadá con 78%; 7) Australia con 74%; 8) Noruega con 70%; 9) Suecia con 66%; y 10) Finlandia con 64%.

En cuando a los países que depende del porcentaje del gasto en consumo turístico por parte de los visitantes internacionales: 1) Croacia con 86%; 2) Rumania con 86%; 3) Bulgaria con 84%; 4) Islandia con 74%; 5) Eslovenia con 70%; 6) Portugal con 69%; 7) Hungría con 69%; 8) Kazajistán con 66%; 9) Lituania con 62%; y 10) República Checa con 59%.  

Ante la problemática del sector turístico a nivel mundial surgen algunos cuestionamientos, tales como, ¿Cómo afecta el aumento de diferentes variantes de Covid-19 a las opciones de vacaciones de las personas? ¿Se recuperará parcialmente el turismo internacional? y ¿Qué harán los países para adaptarse a este nuevo escenario?

La OCDE presentó el documento “Reconstruir el turismo para el futuro: respuestas de políticas de Covid-19 y recuperación”, en el cual pone de manifiesto que el turismo doméstico está ayudando a mitigar el impacto en el empleo y las empresas, pero la recuperación real del sector será al reactivarse el retorno de los visitantes extranjeros.

Al respecto, el organismo mundial propone priorizar en: 1) Restaurar la confianza del viajero; 2) Apoyar a las empresas turísticas para adaptarse y sobrevivir; 3) Promoción del turismo nacional y apoyo al retorno seguro del turismo internacional; 4) Proporcionar información clara a viajeros y empresas, y limitar la incertidumbre.

5) Evolución de las medidas de respuesta para mantener la capacidad en el sector y abordar las brechas en los apoyos; 6) Fortalecimiento de la cooperación dentro y entre países; y 7) Construir  un turismo más resiliente y sostenible.

En conclusión, todos los actores involucrados en desarrollar una economía turística deben poner atención en: 1) Preparar planes y programas para apoyar la recuperación sostenible del turismo; 2) Promover la transición digital en el sector; 3) Transitar a un sistema de turismo más ecológico; y 4) repensar en los modelos de turismo para el futuro.

Profesor universitario y Presidente del Colegio de Economistas de Sonora, A.C.

Compartir