Energía limpia y seguridad son prioridad

Por Javier Villegas Orpinela.-Si Sonora les “pone en charola de plata” a los inversionistas internacionales una gran oferta de energía limpia y seguridad, sin regatear vías de comunicación en las mejores condiciones y sin retenes, las bondades del nearshoring estarán de nuestro lado.
La disponibilidad de personal calificado, también cuenta en el nuevo entorno que dibuja la relocalización de empresas.
Según el embajador de Alemania en México, Wolfgang Dold, la industria en México tendrá que cambiar su modo de producción hacia una producción verde porque a partir del 2030, las exigencias de los grandes mercados del mundo serán tales, que los productos convencionales ya no se van a poder vender.
Es una necesidad empresarial; es una necesidad económica, cambiar el rumbo de la producción.
Cerca de 2 mil empresas alemanas tienen actualmente presencia en México, como Daimler, Siemens, DHL y Günter Group.
De acuerdo con el diplomático alemán, cada compañía de su País que opera en México deberá valorar en lo individual con la CFE la disponibilidad de energía.
“En política pública hemos hablado de la necesidad de tener cada vez más energía renovable para producir de manera verde”, expresó Dold, “pero más allá de eso, (se requiere) un entorno de seguridad, y no menos importante la infraestructura de comunicación en carreteras y vías”.
Otro factor importante para la instalación de empresas alemanas en México, según el embajador, es la disponibilidad de personal calificado para enfrentar los retos de exportar al mercado estadounidense en el contexto de la tendencia de relocalización de plantas industriales.
Sonora compite con todas las entidades de México para atraer inversiones productivas de gran calado.
En el norte del País, Nuevo León es el que marca la pauta y es el que a final de cuentas reporta las mayores pesquisas de capitales externos.
Sin embargo el Gobernador Alfonso Durazo y su presidente del Consejo de Desarrollo Sostenible (Codeso), Francisco Acuña Méndez, quieren escribir otra historia y esta es que Sonora sea el más atractivo de la franja fronteriza norteña para los grandes inversionistas.
Para ello se cuenta con el Plan Sonora de Energías Sostenibles donde la producción de energía eléctrica mediante paneles solares es la gran apuesta.
También hay gran interés en sintonizar a Sonora con la “suculenta” industria de los semiconductores que desarrolla el Estado vecino de Arizona apoyado en inversiones multimillonarias.
Durazo proyecta además la conexión carretera de Chihuahua con Guaymas y el reforzamiento del corredor comercial y fiscal del puerto hacia Nogales.
En el Plan Estatal de Desarrollo 2021-2027 todo pinta de maravilla.
Empero, hay varios prietitos en el arroz que tienen que ver con la falta de recursos y otro que no tiene que ver con dinero, pero si con una extraña cerrazón.
Resulta que el retén de Querobabi se ha convertido en el gran freno del dinamismo económico de Sonora y de la región, pero las autoridades civiles no hacen nada.
La señal es clara, Sonora atraerá inversiones como ningún otro Estado, si se pone las pilas en las energías limpias, en la seguridad, en el talento y en buenas carretera sin obtáculos. Por tanto, el retén de Querobabi debe eficientarse o eliminarse.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir