Falta más promoción de inversiones

Por Javier Villegas Orpinela.-Los grandes capitales productivos voltearán a México y muchos de ellos decidirán aterrizar en territorio azteca, si la autoridad federal promoviera atractivamente la llegada de recursos monetarios de todas las partes del mundo.
En la actual coyuntura, donde se habla todos los días de la relocalización mundial de empresas, el Gobierno federal y los estatales debieran “desatar una cacería” de negocios extranjeros que buscan emigrar hacia zonas cercanas a Estados Unidos, el mercado más grande del mundo.
Sin embargo el nuevo Gobierno federal de Morena poco hace en este importante renglón de las inversiones internacionales productivas.
No obstante, debe reconocerse que durante los primeros seis meses de 2022 se reportó en el País una Inversión Extranjera Directa (IED) de 27 mil 511.6 millones de dólares.
Este monto considera movimientos extraordinarios relativos a la fusión de Televisa con Univisión y la reestructura de Aeroméxico, que en conjunto representaron 6 mil 875 millones de dólares.
Restándole a los 27 mil 511.6 millones las dos operaciones de las empresas privadas, se tiene que el crecimiento del primer semestre del año pasado a similar lapso de este 2022 es del 12 por ciento, toda vez que la IED del 2021 fue de 18 mil 433.5 millones de dólares.
La inversión preliminar registrada en la primera mitad de este año provino de sociedades con participación de capital extranjero, de contratos de fideicomiso y de 16 personas morales extranjeras.
En suma la IED avanza en México, pero no a la velocidad esperada ni tampoco en los niveles qe requiere una economía del tamaño de la mexicana.
La IED en relación al PIB es menor al 5 por ciento; esta realidad podría cambiar de forma espectacular en el corto y mediano plazo en el País si el Gobierno de la 4T deja atrás los dogmas políticos y se reconvierte en un ente altamente promotor de la empresa, sin dejar de lado las políticas sociales.
Mientras eso pudiera suceder, el empresariado nacional se queja de la gobernanza y de la falta de seguridad en el País; factores que ahuyentan las inversiones.
Recientemente el director general de Metalsa, Leopoldo Cedillo, criticó que las políticas económicas promovidas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador no busquen atraer la inversión.
Para Cedillo muchas de las políticas económicas no van enfocadas sobre cómo hacer un pastel más grande (una economía mexicana de mayor tamaño).
Con un PIB más extenso se podrán repartir tajadas más grandes del pastel, esto es, que el ingreso por persona mejorará si las inversiones productivas se multiplican.
Pero si la planta productiva no se expande, tampoco habrá para repartir más dinero a más personas mediante sueldos y salarios y ayudas sociales.
No debe olvidarse que los programas que benefician económicamente a la gente se alimentan de los impuestos (pagados por las empresas) y también de las aportaciones adicionles que realizan los negocios a las dependencias públicas dedicadas al desarrollo social.
Urge entonces promover la llegada de más capitales al País y simultáneamente incentivar la inversión nacional privada así como la del sector público.
La fortaleza del Estado de Derecho juega un papel muy importante en este retador entorno mundial.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir