Imperaría prudencia en presupuesto estatal

Por Javier Villegas Orpinela.-Todo parece indicar que el Presupuesto del Gobierno de Sonora para el ejercicio fiscal 2022 terminará siendo casi igual, sino es que más bajo, que el de este 2021 por 67.5 mil millones de pesos.

La presión constante del Gobernador Alfonso Durazo por mantenerse muy a tono con la austeridad republicana que predica el Presidente Andrés Manuel López Obrador, está ganando en el forcejeo que se cargan hacía el interior de la Secretaría de Hacienda.

Es cierto que el mandatario tiene hasta el próximo 15 de noviembre para entregar el Paquete 2022 a los diputados locales, sin embargo, él quiere hacerlo público lo antes posible seguramente para socializarlo y en su caso corregirlo antes de que llegue a manos de los legisladores.

En el estira y afloja se han movido fuerte los subsecretarios de ingresos y de egresos que dependen de la Secretaría de Hacienda que comanda Omar del Valle Colosio.

Trascendió que el encargado de los ingresos, Luis Osuna, pelea porque el Presupuesto para el ejercicio fiscal del año entrante sea lo más austero posible, mientras que el responsable de los egresos, Germán Palafox, empuja para el otro lado, es decir, para que el paquete sea lo más abultado que se pueda.

Con un paquete anual muy por arriba del que se ejerce este 2021, Osuna tendría que hacer magia para acarrear más recursos al Estado mediante los instrumentos tradicionales de captación con los que a la fecha cuenta la autoridad sonorense.

En contraste, Palafox quiere que haya más recursos en el 2022 para no tener que recortar tanta gente en el Gobierno del Estado, ni tampoco apretarle tanto las tuercas a los programas en lo presupuestal.

En este tira-tira, Osuna es el “bueno de la película” en tanto que Palafox es “un auténtico demonio” porque le toca encabezar los despidos masivos de personal y en la medida que el presupuesto 2022 salga muy raspado, él tendrá que sacarle más filo a la guillotina.

En medio de vendaval aparece Del Valle Colosio, quien ya no siente lo duro sino lo tupido en la crucial tarea de afinar la puntería presupuestal, para el que será el primer año de Morena al frente del Gobierno de Sonora.

En los ejercicios fiscales del 2015 al 2021 el presupuesto estatal se movió entre los 48 mil 594.1 millones de pesos hasta los 70 mil 261.5 millones.

Tales montos se presentaron hace seis años y hace un año, respectivamente.

En el ejercicio de este año el presupuesto se ajustó 3.9% luego de quedar definido puntualmente en 67 mil 515.3 millones de pesos.

Esta cifra, incluso una menor, se baraja con mayor insistencia ante la mirada de Durazo.

El Gobernador no ve con malos ojos un presupuesto ajustado porque dice estar enfocado en no contratar deuda de corto plazo.

Luego entonces ante una bolsa menos generosa que la de este 2021, los gastos de inversión pública en Sonora se harían todavía más pequeños y “los cinturones apretados” serán la constante en los primeros 12 meses completos de Morena al frente del Estado. En este escenario, el subsecretario ganador será Luis Osuna.

jvillegas@correorevista.com

Twitter: @JvillegasJavier

Compartir