Kenia elige presidente por mínima diferencia

Por Sergio Alonso Méndez.-La Noticia:El vicepresidente del país africano logra una ajustada victoria frente a su rival, que había recibido el respaldo del mandatario saliente… (elpais.com).

Comentario:
El vicepresidente y ahora, salvo que fructifiquen las protestas del derrotado, futuro presidente, William Ruto obtuvo 50.49% de los votos contra 48.85% de su rival Raila Odinga. Lo apretado del resultado augura protestas por parte de los partidarios de Odinga, hecho que ya ha ocurrido antes llegando al extremo de fallecidos. ¿Es Raila Odinga un mal perdedor? ¿Qué tuvieron de relevante estas elecciones en un país del centro de África?

Comencemos por establecer que Raila Odinga era favorito antes de las elecciones y era la quinta vez que se presentaba como candidato. ¡Lleva cinco derrotas en las últimas cinco elecciones! Debe ser un récord. ¡López Obrador logró ganar a la tercera vez y llegó un tanto acabado a la presidencia. Si Odinga quiere volver a intentarlo lo haría con más de ochenta años. Ya no está para otra campaña.

Esta debió ser la buena porque había recibido el apoyo del actual presidente (rival de Odinga en las últimas dos elecciones) Uhuru Kenyatta. Si vas a ser presidente de Kenia, ¿qué mejor apellido? Es llamativo dicho respaldo porque el contrincante de Odinga era el vicepresidente y mano derecha de Kenyatta. ¿Qué pasó entre Ruto y Kenyatta que se distanciaron? No se sabe a ciencia cierta, pero pudo resultar ventajoso para Ruto ya que, siendo granjero, se pudo posicionar como defensor de la canasta básica. La inflación del último año fue del 15% en Kenia y, añadiendo alto desempleo, hizo que la gente votara en contra de Kenyatta, más que de Odinga.

Respecto a las elecciones, estas fueron peculiares en el sentido de que los centros de votos subieron a la red en forma independiente los resultados. Así que prácticamente desde la noche de las elecciones los números estaban en Internet. Sin embargo, la comisión electoral tardó seis días en dar a conocer el resultado oficial lo que generó tensiones. Se pensaría que tal transparencia ayudaría a mitigar alegatos, pero cuatro de los siete miembros de la comisión electoral declararon que no podían avalar el resultado. La gente es recelosa por naturaleza en lo que a elecciones se refiere.

Odinga y Ruto no fueron los únicos candidatos. Había otros dos que ni juntos llegaron al 1% de votación. La gente se fue por el voto útil. La competencia era entre Odinga y Ruto y los otros dos fueron ignorados. Uno de ellos, por cierto, en sus promesas de campaña para mejorar la economía del país prometió convertir a Kenia en gran productor y exportador de mariguana, veneno de serpiente y testículos de hiena. No atrajo la atención.

En el pasado las elecciones en Kenia padecieron el problema de la lucha de etnias. Parece un problema superado. La gente votó libre, si bien hubo algo de abstencionismo. Las elecciones fueron bien organizadas con resultados casi inmediatos en la red. Aún está el problema de que una derrota por muy bajo margen cuesta digerirse. Más si es la quinta derrota al hilo. Esperemos que las protestas se limiten a las cortes y no cundan a las calles. Kenia podría ser un ejemplo.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas
salonsomendez@gmail.com

Compartir