La realidad de Sonora

Por Enrique Zavala Urquides.- Por encima de toda la “polvareda política” que levantó el pasado debate, con pésimo formato entre los candidatos a Gobernar de Sonora, debo resaltar los dos temas torales de la realidad de nuestro Estado, que resolviéndolos pudiéramos ir a cualquier parte.

Son indispensables para el desarrollo socio económico y sustentable de Sonora, sin ellos francamente estamos y seguiremos perdidos, perdidos en las demagogias, en los enconos, en los intereses de partidos, no centrados en los intereses ciudadanos.

La corrupción e impunidad

El enemigo a vencer es la corrupción, seguido de la impunidad, que es principio y fin de la corrupción, los generadores de la gran corrupción e impunidad aquí han sido las mismas autoridades, ejemplos hay muchos, así mismo son públicos como los que llevaron a la cárcel a Guillermo Padrés, quien anda libre, por cierto. ¡haiga sido como haiga sido!

El peor acto de corrupción e impunidad ha sido sin duda las 49 criaturas muertas en la guardería ABC, además una gran cantidad de niños, quienes quedaron con secuelas y marcados para toda la vida, honestamente pregúntense ¿quién pagará por ello?. 

Los culpables fueron encubiertos por la inacción de autoridades locales y Felipe Calderón, quien con su mujer Margarita Zavala (lástima de apellido) tenían nexos y parentescos con los dueños de la guardería…. Y créame estimado lector, que poco me importan los apellidos Gándara y Bours, que fueron copartícipes en esa infamia, quienes hoy se “ofrecen para salvarnos”, para gobernar Sonora… fueron cómplices del más brutal crimen en Sonora…., parece que no tuviéramos memoria…. ¡grave, grave, grave!.

El efectismo como comunicación social

La comunicación social en el Gobierno de Sonora, más que ser un medio de información de la obra pública, se usa para generar efectismo, “engrandecer” el culto a la personalidad de la Gobernadora, para simular, comprar conciencias y si no ya de plano “chayotear” a tanto acomedido y acomedida que se presentan como “blancos y puros”, el engaño a la opinión pública es su razón de ser, para tratar de ocultar un pésimo desempeño y gobierno.

La comunicación social se ha usado para vender lo invendible, mediante presupuestos monstruos que hacen monstruosidades mediáticas, que, en lugar de pagarse en publicidad inútil, debieran convertirse en obra pública, aunque mucha información se oculta, Sonora terminará este sexenio nefasto gastando una cantidad en comunicación social y publicidad superior a los 3,000 millones de pesos, ¡hecho imperdonable e indefendible!

Conclusión

La corrupción e impunidad en Sonora han sido nefastas “hermanas siamesas”, es lo que tiene estancado al Estado, si el próximo gobierno estatal es capaz de abatirlas, tendremos otro escenario, alejado de la “robadera oficial y sexenal”, de los privilegios a familiares y grupo de poder, será tan solo cumplir lo ofrecido en campaña y ¡gobernar bien!

Lo he repetido infinidad de veces, eso pasó con la tragedia de la guardería ABC, donde se combinó fatalmente la corrupción y la impunidad, la corrupción no es solo robar, la corrupción es simular, mentir dolosamente, es ser omisos, es ¡engañar a la opinión pública!, fue todo un crimen oficial, que está impune… ¡Ni más ni menos!

“Todas las cosas fingidas caen como flores marchitas, porque ninguna simulación puede durar largo tiempo.” (Cicerón).

Ezavalaurquides@gmail.com           (Tel. 6623-53.38.41)

Compartir