La ultraderecha llega a Italia

Por Sergio Alonso Méndez.-La Noticia:
La victoria de la ultraderecha este domingo en las elecciones en Italia por primera vez desde la II Guerra Mundial hizo saltar las alarmas en Europa… (bbc.com).

Comentario:
La neofascista Giorgia Meloni ganó las elecciones en Italia. Aunque ella rechaza la etiqueta de fascista, nunca ha ocultado su origen en el fascismo. Su partido incluso adoptó el lema que una vez usó Benito Mussolini: “Dios, patria y familia.” Ella habló bien de Mussolini mencionando que “todo lo que hizo, lo hizo por Italia.” El fascismo normalmente tiene una connotación negativa al haber sido Mussolini aliado de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Pero parece que no todos los italianos rechazan al fascismo. Para algunos sólo es sinónimo de autoritarismo y nacionalismo. ¿Cuál es la agenda de Giorgia Meloni? ¿Tendrá problemas para implantarla?

El primer paso es que el presidente de Italia Sergio Mattarella le pida formar gobierno. Normalmente es en automático que el presidente italiano acepte al candidato ganador de las elecciones como su Primer Ministro, pero, hipotéticamente, podría rechazar a Meloni y llamar a nuevas elecciones. Lo más probable es que ese paso se dé y Meloni inicie la tarea de buscar aliados y nombrar ministros.

Una de sus promesas de campaña fue en contra de la inmigración ilegal. Quizá una de las razones principales para su triunfo y algo que no es tan difícil cumplir. Al menos en tanto no contravenga las limitaciones de la Unión Europea (UE) para la inmigración. Italia está muy expuesta a la llegada de inmigrantes provenientes del norte de África y, sin duda, Meloni fortalecerá a la guardia costera para impedir que los botes lleguen a las costas italianas. Cabe recordar que cuando eso ocurre, Europa reparte los migrantes en cuotas a los países miembros, de lo contrario Italia se llenaría con ellos. De alguna forma Meloni buscará ahuyentar los flujos migratorios.

Otro punto en su agenda, difícil de cumplir, es el de salir de la Unión Europea como lo hizo Gran Bretaña. Los nacionalistas añoran una Italia independiente y el uso de la lira como moneda. Pero encuestas indican que la mayoría de la gente acepta ser parte de Europa y al euro como moneda. Si se añade que la UE ha apoyado a Italia en sus crisis financieras, así como con el manejo de los migrantes, Meloni será incapaz de avanzar en esta área.

Otro punto complicado es su lucha contra la ideología de género, el matrimonio gay y el aborto. En Italia están reglamentados estos puntos e implicaría una serie de protestas pelear contra la comunidad LGBT y las mujeres que consideran el aborto su derecho. Tampoco en esta área podrá hacer mucho. Finalmente, respecto a la guerra, Meloni se ha declarado en favor de Ucrania, aunque otros gobiernos de derecha se inclinen ligeramente por Putin.

En resumen, durante el tiempo de campaña se puede ser de extrema derecha, pero una vez en el gobierno, Meloni se dará cuenta que es mejor llevar la fiesta en paz con la UE y con grupos especiales de gente como los LGBT. Veremos cómo le va.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas
salonsomendez@gmail.com

Compartir