Límite de deuda en los Estados Unidos

Por Sergio Alonso Méndez.-La Noticia:
Lo preocupante no solo es la existencia de medidas extraordinarias, sino la posibilidad que estas se agoten en el verano… (elpais.com).

Comentario:
Igual que cualquier usuario de alguna tarjeta de crédito, los Estados Unidos tienen un límite de lo que pueden endeudarse. Ese límite es de 31.4 billones de dólares (según la nomenclatura latina, esto es 31,400,000,000,000.00). Muchos ceros, sin importar cómo se quiera designar. Más impresionante es que el país ya debe esa cantidad y por ley ya no puede pedir más. ¿Qué puede hacer la tesorera Janet Yellen? ¿Se puede aumentar el límite?

Primero tratemos de entender la magnitud de la deuda de los Estados Unidos. Recordemos que se trata de un país con déficit presupuestario: cada año gasta más de lo que ingresa por impuestos u otros medios. Entonces coloca Bonos de la Tesorería para poder enfrentar sus gastos. Los bonos involucran el pago de intereses, pago que se debe saldar oportunamente o si no se alteraría el riesgo de los mercados financieros generando un caos, no solamente en los Estados Unidos, sino en multiplicidad de países que también adquieren los famosos bonos.

Considerando una población de 332 millones de habitantes en el vecino del norte, implica que cada persona tendría una deuda de 94,578 USD (a 20 por dólar, un millón 891 mil pesos). Otra forma de verlo es que los 31.4 billones de dólares equivalen al 98% del PIB estadounidense. ¡Deben casi todo lo que producen!

Una economía familiar tendría que ajustarse seriamente el cinturón, una economía empresarial declararse en bancarrota, pero la economía del país más poderoso del mundo seguirá pidiendo prestado. Ciertamente llegó a su límite, pero el plan es que el Congreso se reúna y modifique la ley para ampliar el límite de crédito. Ya lo hizo en el 2021 y, sin duda, lo volverá a hacer. La tesorera Yellen tomará medidas extraordinarias para sostener la deuda, como por ejemplo suspender inversiones en bonos de la tesorería por parte de los fondos de retiro gubernamental, afectando rendimientos para los pensionados, pero sacando el barco adelante. Sólo en tanto el Congreso mueve el límite de deuda.

¿Se puede pedir más del 100% del PIB? Se puede si los mercados financieros confían. Se tiene el caso de Japón. Ese país tiene deudas de cerca del 250% del PIB. Lo que lo salva y le permite seguir pidiendo prestado es su gran estabilidad económica. Los japoneses, cuyo promedio de edad supera los 40 años, prefieren ahorrar a gastar y adquieren bonos de su gobierno aun cuando las tasas de interés son muy bajas.

Sin embargo, Estados Unidos no tiene la cultura de Japón y algo tendría que estar haciendo para ajustar su presupuesto anual. Más ingresos, vía impuestos, y menos gastos, por más difícil que sea decidir en dónde recortar. Pedir para pagar los intereses de la deuda anterior es una bola de nieve sin fin. La máxima aplica: ¡No se puede vivir de prestado!

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas
salonsomendez@gmail.com

Compartir