Los presidentes en Perú

Por Sergio Alonso Méndez.-
La Noticia:
Con 76 votos a favor, 41 en contra y una abstención, el Congreso de Perú aprobó este lunes que se admita a debate la moción de vacancia presentada contra el presidente Pedro Castillo bajo el argumento de “permanente incapacidad moral” … (cnnespanol.cnn.com).

Comentario:
Y no fue sólo el Congreso. Una manifestación llenó una plaza en Lima clamando que Pedro Castillo no tiene la capacidad para gobernar. ¿Es la oposición que los organizó o es el pueblo desencantado con el maestro rural convertido en presidente? No está claro. Al parecer ha existido una campaña para tachar de inculto e inepto al presidente, incluso de mentiroso según la acusación con la que fue promovida la moción para quitarlo del poder y la gente la está comprando. Una encuesta para medir la aceptación del presidente entre la población le otorgó sólo el 26%. ¿Por qué?

Ha cambiado ministros a derecha e izquierda, lo que lo hacen ver como inseguro. Sin embargo, lo peor, y que mucha gente no le perdona, es que mencionó en una entrevista para CNN que estaba dispuesto a organizar una consulta para otorgarle salida al mar a Bolivia. Esto chocó con el nacionalismo peruano y no pocos lo llamaron traidor a la patria. Tiene tiempo que Bolivia solicita a Perú o Chile un corredor al mar, pero su petición había caído en oídos sordos hasta que Pedro Castillo pareció escuchar. Pero, ante la reacción del pueblo, Castillo tuvo que pedir perdón. El daño estaba hecho y su aprobación siguió en descenso.

Además, el pueblo peruano no es suavecito con los presidentes/expresidentes. ¿Qué hay en su haber? Alan García, presidente de 1985 a 1990 tuvo que pedir asilo en Colombia porque en Perú fue acusado de corrupción y enriquecimiento ilícito. Luego logró un retorno triunfal y ganó la presidencia para un segundo término de 2006 a 2011. Luego, cuando las autoridades se preparaban a arrestarlo por su participación en el escándalo de Odebrecht, se suicidó de un disparo a la cabeza.

Alberto Fujimori fue presidente de 1990 hasta el 2000 cuando abandonó la presidencia refugiándose en Japón al verse inmiscuido en un escándalo de corrupción y abusos de derechos humanos. Ahora sí que, como el esposo de la historia, fue a comprar unos cigarros a Japón y no regresó. Por alguna razón abandonó Japón y fue a Chile donde fue reconocido, detenido y enviado a Perú. A la fecha sigue en la cárcel.

Alejandro Toledo, presidente de Perú de 2001 a 2006, sirvió su término, pero también fue tocado por el escándalo de Odebrecht y acusado de colusión y lavado de dinero. Estaba en Estados Unidos cuando fue detenido allá y tuvo un proceso para su extradición, la cual fue concedida por un juez americano, aunque aún no se realiza. Sin duda en Perú le espera la cárcel.

Y más. Ollanta Humala, presidente de 2011 a 2016, fue arrestado por cargos de corrupción. Martín Vizcarra, 2017 a 2020, fue sacado de la presidencia por “incompetencia moral” mismo cargo que ahora le imputan a Pedro Castillo. Parece que ser presidente en Perú conlleva sus riesgos.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas
salonsomendez@gmail.com

Compartir