Más inflación con menos crecimiento

Por Javier Villegas Orpinela.-La inflación en México sigue al alza en tanto la actividad productiva nacional persiste a la baja.
El Inegi recién reportó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 7.72 por ciento anual durante la primera quincena de abril, con lo que la inflación alcanzó su mayor nivel en más de 21 años.
El nuevo dato es mayor en 10 décimas de punto porcentual al 7.62 por ciento de la segunda mitad de marzo.
Entre los componentes del INPC, el índice de precios subyacente subió 7.16 por ciento anual en la primera mitad de abril, su mayor incremento desde el 7.43 por ciento de la primera quincena de enero de 2001.
La inflación subyacente -considerada un mejor parámetro para medir los precios en mediano y largo plazo- fue impulsada por el alza de 9.13 por ciento anual en las mercancías, lo que representó una incidencia en el INPC de 3.622 puntos porcentuales, de la mano de alimentos, bebidas y tabaco.
El Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) también se mantiene alto, por arriba del 9 por ciento, lo que hace anticipar que el INPC seguirá en niveles preocupantes por una buena cantidad de meses.
En cuanto a las expectativas del PIB nacional, se tiene que los economistas del sector privado, que consulta mes a mes el Banco de México, redujeron sus pronósticos para este 2022 como era de esperarse.
De acuerdo con sus nuevos cálculos, los expertos avizoran un crecimiento de la economía mexicana de apenas 1.76 por ciento; un mes antes estimaban que el PIB al cierre del presente año concluiría con un avance del 2.04 por ciento.
Esta encuesta esepcializada la recaba mensualmente el Banxico entre 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero.
Las respuestas del ejercicio más reciente se recibieron entre los días 18 y 30 de marzo y fueron publicados a principios de este mes de abril.
Por tanto, el panorama inflacionario y de crecimento lucen complicados en el corto y mediano plazo, pero no obstante, la estrategia de política económica del Gobierno federal sigue dando mucho de que hablar y las inversiones se apachurran porque la incertidumbre no cede.
Ciertamente el repunte inflacionario tiene importantes ingredientes externos, pero la promoción económica ha flaqueado enormidades en lo que va de la actual administración del Presidente López Obrador.
Esta mezcla de más inflación y menos crecimiento, hace anticipar que la estanflación es una cruda realidad en el País ya que el desempeño económico 2022 no será siquiera cercano al 2 por ciento.
Cada vez más departamentos de análisis económico de influyentes bancos, calculan que en el mejor de los casos el PIB mexicano rondará el 1 por ciento al concluir el año en curso.
De ser así, el tamaño de la economía nacional seguirá por debajo del 2018 y el retroceso en el ingreso percápita continuará prolongándose.
El Presidente descuida el desempeño de la actividad económica de México, pero nunca su proyecto político.
Su contínua lucha contra “los dueños del capital” seguirá abonándole a la inflación y al freno del PIB nacional.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir