¡Nunca darse por vencido!

Por Enrique Zavala Urquides.- El reto mayor del ser humano es no darse por vencido, es un mensaje de Winston Churchill, que guardo en mi oficina y procuro cumplir, es factor de resiliencia, es un pequeño retablo que no mide mas de diez centímetros, pero que es ¡poderosísimo!.
Mas aun cuando enfrentamos retos, cuando tenemos alguna perdida personal, cuando enfrentamos problemas graves de salud, nuestros o de algún familiar, cuando hay crisis, es cuando debemos definirnos como persona, sin desmayar, es cuando en los momentos difíciles ¡debemos de ser fuertes!
Principios
Los seres humanos en nuestra imperfección, seguidamente somos débiles, nos apanicamos y tenemos miedo ante los retos, ante los momentos críticos de esta vida que solo viviremos una vez, debemos seguir principios y valores, debemos seguir ese “camino angosto y sinuoso”, difícil, escabroso, minado, pero lleno de satisfacciones y rectitud.
La otra opción es ¡muy fácil!, es tomar “El camino ancho y pavimentado”, que brinda una conducta torcida, corrupta, una conducta voluble y timorata ante las verdades absolutas, pero que es muy lucrativa y deslumbrante en lo material, pero que también implica el “darnos por vencidos”, en nuestro comportamiento, ético, moral y recto….
Antivalores
Lo anterior pasa en la familia, en los negocios, en la política, etcétera, optamos de forma incorrecta por los antivalores, que se evidencian de muchas formas, al ser omisos, indolentes, timoratos, insensibles, intolerantes, irrespetuosos, arrogantes, necios y deshonestos. Cuando eso pasa, ¡Cambiamos principios por antivalores!.
Ese es el reto de nunca darse por vencidos, es el “ser fuertes en los momentos difíciles”, es ser congruentes en nuestro decir y actuar, por ello cuando estes pasando por el momento difícil que sea, debemos actuar con rectitud, por encima de los intereses, miedos, debilidades y tentaciones, ya sean de poder, o materiales, ¡nunca debemos cambiar lo menor, por un bien superior!…
conclusión
Por ello, ¡nunca, nunca, nunca hay que darnos por vencidos!, Ante cualquier situación problemática en especial las de salud y las malas actitudes, tenemos y debemos ser fuertes, actuar con decisión, hacer lo correcto, no lo que conviene, no lo fácil, ¡porque allí es cuando claudicamos y nos damos por vencidos!.
Por ello hay que vencer los miedos, lo incorrecto o las inercias, por ello ¡ante cualquier tragedia o reto actúa!, ¡si te quieren aplastar, levántate!, ¡si te quieren destruir, protégete!, ¡ante lo injusto reclama!, ¡ante los abusos levanta la voz!, ¡, ante los corruptos e indolentes levanta la voz!. Porque de otra forma no solo te darás por vencido (a), ¡serás víctima y también cómplice!… ¡Ni más, ni menos!….

“Para las cosas grandes y arduas. Se necesitan, combinación sosegada, voluntad decidida, acción vigorosa, cabeza de hielo, corazón de fuego y mano de hierro.” (Jaime Balmes).

Compartir