Policía de la moral en Irán

Por Sergio Alonso Méndez: La noticia: La muerte de una joven de 22 años que estaba bajo la custodia de la llamada «policía de la moral» en Irán ha provocado una fuerte ola de protestas en todo el país… (bbc.com).

Comentario:
Que exista un cuerpo denominado “Policía de la Moral” es, de por sí, chocante. Que esa policía en Irán sea culpable de detener a una joven por llevar mal colocado su hiyab o velo para cubrir su cabello mostrando una parte de este en público y haberla golpeado en la cabeza para que luego de un par de días en coma falleciese, es inaceptable. ¿Qué es esta policía? ¿Es válido que exista un código de vestimenta para las mujeres en Irán o en cualquier país del mundo?

Las mujeres de Irán reaccionaron a la muerte de la joven realizando protestas en las calles en las cuales quemaban sus hiyab y se quejaban del gobierno. Muchos jóvenes varones las alentaron desafiando a las autoridades. Lo curioso es que no es la primera vez que ocurre una protesta similar contra el famoso velo o el código de vestimenta (se supone que las mujeres deben vestir prendas sueltas que cubran y no marquen la figura). A finales de los setenta, recién instaurada la república islámica en Irán, las mujeres realizaron una protesta similar que no pasó a mayores.

Recordemos que el líder autocrático Reza Pahlavi conducía hacia el occidente a Irán, su mujer ya vestía de forma occidental, hasta que el movimiento islámico lo derrocó y el Ayatolá Jomeini, como Líder Supremo, impuso la ley musulmana. Las mujeres protestaron como se mencionó, pero la ley prevaleció. Los presidentes posteriores, según su grado de orientación conservador/liberal, reforzaban o no el código de vestimenta. A principios de los 2000, a un presidente se le ocurrió fundar la “Policía de la Moral,” según esto para aconsejar a las mujeres. El presidente actual Ebrahim Raisi es de línea dura y esto condujo a una policía más estricta.

La policía de la moral argumenta que ellos están para proteger a las mujeres. Estas, al no vestir provocativamente, no despertarán malos instintos en los hombres y habrá más seguridad. Un argumento así, ¿no marcaría el problema en la mente de los hombres? Y podrán existir algunos violentos, pero no es la generalidad. No se puede reglamentar a todas las mujeres por las acciones de unos pocos hombres depravados. En todo caso, la “policía de la moral” debería cazar y perseguir a esos cuantos hombres.

Tal vez se podría argumentar que es una cuestión cultural, pero Irán, al igual que los demás países musulmanes también están expuestos al Internet y a apreciar cómo se visten las mujeres en el mundo. ¿Cómo evitar el contagio de la moda? Esperemos que este levantamiento de las mujeres conduzca al final del código de vestimenta y de ahora en adelante puedan vestirse como se sientan más confortables. Elegir cómo vestirse debe ser una elección personal y los países musulmanes harán bien en respetar los derechos de sus mujeres.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas
salonsomendez@gmail.com

Compartir