¿Qué está pasando en Kazajistán?

Por Sergio Alonso Méndez.-La Noticia: Kazajistán vive un sorpresivo estallido social que en pocos días ha dejado, al menos, una veintena de manifestantes y policías muertos, además de cientos de heridos… (bbc.com).

Comentario:

Edificios ahumados, cristales rotos, tiendas saqueadas, autos chocados incluso con cadáveres dentro… Son imágenes que se perciben por todo Almaty, la capital económica de Kazajistán. ¿Qué está pasando en ese país? ¿Por qué la violencia?

Comencemos por recordar que Kazajistán, luego de su independencia de la Unión Soviética, sólo ha tenido dos presidentes. El primero, Nursultán Nazarbayev se mantuvo 30 años en el poder mayormente sin oposición. Su partido ganaba las elecciones casi con el 100% de los votos. Por supuesto, la falta de democracia incomodó y comenzaron a existir algunas protestas que orillaron a Nazarbayev a la renuncia. La gente tuvo esperanzas de un cambio para bien.

Pero cuando el sucesor y actual presidente, Kassym-Jomart Tokayev, tomó la decisión de cambiar el nombre a la capital por el del anterior presidente Nursultán, el pueblo se dio cuenta que no había existido cambio. Imaginemos que luego de incontables y dudosas reelecciones, Nicolás Maduro finalmente renuncia y su sucesor cambia el nombre de Caracas por el de Maduro. “¿De dónde eres?” “De Maduro, Venezuela.” No deseamos pensar cómo se rebautizaría en su caso la Ciudad de México. Allá, la gente de Kazajistán se desilusionó de Tokayev.

Así que cuando el precio de los energéticos aumentó, mucha gente salió a las calles de Almaty a protestar. Almaty no es la capital, pero es la ciudad más poblada y progresista del país. Primero, la queja fue sólo por el aumento, pero luego, contra el gobierno. Unas cuantas manifestaciones no hubieran hecho mucha mella en Tokayev, pero jóvenes desempleados hicieron suyas las protestas e introdujeron el elemento de violencia y saqueo. La turba incluso asaltó tanto una estación de policía, como una tienda de armas con lo que se volvieron fuertes. El centro de la ciudad quedó arrasado.

Tokayev, en un intento de apaciguar las cosas, pidió la renuncia a su gabinete, aunque él se mantuvo en el poder. No pareció afectar el estado de las cosas. Así que comenzó a hacer lo que se había esperado de él desde el principio: enfrentar a su sucesor Nursultán Nazarbayev. Arrestó a un exjefe del servicio secreto que parecía fungir más como supervisor del nuevo gobierno en favor de Nazarbayev en lo que se supone será una lucha por el poder para quitarse de encima al anterior presidente.

Además, está pidiendo la ayuda de Rusia. Se espera que Putin traslade tropas desde la frontera con Ucrania a Kazajistán. Una distracción para Putin y un reconocimiento de que Tokayev tiene el visto bueno del presidente ruso.

Las protestas son caldo de cultivo para que afloren las fallas económicas de un país. Kazajistán debe entender que las desigualdades se contrarrestan con desarrollo económico. Vamos a ver cómo maneja Kazajistán esta crisis.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com.

Compartir