Recuerda que ceniza eres…

Por Enrique Zavala Urquides.-Esta cuaresma tan significativa es fundamental para entender el sentido de esta vida, que será la única terrenal, inició con el miércoles de cenizas, concluirá con el calvario, muerte y resurrección de Jesucristo, con ese viacrucis de perene significado.
La consigna de “recuerda que ceniza eres y en cenizas te convertirás” es literalmente lapidaria, así mismo debiera ser la guía de nuestra conducta, de un comportamiento recto y comprometido, del verdadero significado de esta vida, que en lo personal lo entiendo con las siguientes dos frases, aún más cuando pensamos en el prójimo, en la familia, en las problemáticas, en los problemas de los demás y de nosotros.
¡Hechos son amores y no buenas razones!
A esta vida no vinimos a justificaros, por ello siempre hablaran más por nosotros nuestros actos, no lo que digamos, prediquemos o hablemos, por ello “hechos son amores y no buenas razones”, para predicar con el ejemplo, no con los discursos o “peroratas”, no con la mentira y la demagogia, los hechos hablan por nosotros, las palabras NO.
Esta es la frase de la congruencia, de la credibilidad, es ese profundo sentido de esta semana santa, regla de conducta ineludible para, quienes creemos en lo auténtico, en lo verdadero, en lo valioso de la vida, que no está exenta de accidentes y tragedias, pero que nos brinda la oportunidad diaria de hacer las cosas bien, en corto !De hacer el bien y evitar el mal!..
¡Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti!
El libre albedrío, tiene dos tiempos donde nunca dependerán de nosotros, esos dos tiempos son cuando nacemos y cuando nos llegue la muerte, es en ese intervalo que el sentido de la frase de “Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti” tiene un profundo significado, porque es durante esta vida terrenal, que deberemos demostrar lo que somos y para que servimos.
El profundo significado de esta semana Santa es ese, entender que somos consecuencia de nuestros actos, que tenemos la gran oportunidad de decidir que hacer y cómo actuar, que tenemos la gran responsabilidad de actuar de forma correcta, haciendo el bien a los demás, diciendo las palabras correctas, opinando responsablemente, defendiendo a los demás, siendo solidarios y tener empatía por los desvalidos.
Conclusión
El sentido de la semana Santa para quienes somos creyentes tiene un gran significado, es vital para prevenir los fracasos, los desencuentros, las decepciones y tragedias, nos muestra una regla de conducta, es un acto permanente de FE, un acto de humildad aplicable a la vida, a la Seguridad pública, a la educación, a la formación ética de quienes opinamos o pretendemos opinar, podría, decir que es centro y guía del buen periodismo.
Por ello “hechos son amores y no buenas razones” es el fiel de la balanza de la congruencia, por ello “Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti” es una máxima de conducta para, darnos, a los demás, que no podemos evadir, son verdades atemporales y permanentes, por ello y como consecuencia directa nunca debemos olvidarlas y siempre estar consientes del significado de la vida, para no ser OMISOS, negligentes, irresponsables o indolentes, para entender el significado de !RECUERDA QUE CENIZA ERES Y EN CENIZA TE CONVERTIRÁS! … ¡Ni más, ni menos!.

“ Aprendí a dar, no porque tenga mucho, sino porque se exactamente como se siente el no tener nada” (ANONIMO).

Compartir