Reinserción social, el reto

Por Enrique Zavala Urquides.- Para Sonora llega el tiempo de gobernar y enderezar el desastre que esta administración estatal dejará, en especial en seguridad pública, donde uno de los retos será el convertir las cárceles en verdaderos Centros de reinserción social, en concreto rescatarlos de los autogobiernos y dignificarlos.

Se dice fácil para cambiar este “inframundo” de las cárceles, sin embargo, se requerirá de un enfoque técnico profesional de alto nivel, de un EQUIPO, por supuesto de voluntad política, que, de vida a un MODELO INTEGRAL, con las mejores prácticas internacionales, MULTIANUAL que modifique las conductas de los internos y no vuelvan a reincidir. Lo sintetizo a continuación.

Principios para la reinserción social (RNR).

En el año de 2010 desarrollamos en Chile un modelo que transformó su sistema penitenciario en solo tres años, fue una gran experiencia fundamentada en el principio de RIESGO de los internos, que es el principal para clasificarlos, ubicarlos en celda, darles tratamiento y prepararlos para vivir en libertad. ES TODO UN PROCESO.

El principio de NECESIDAD es fundamental para satisfacer las necesidades de la población penitenciaria, así mismo el principio de RESPONSIVIDAD, que es vital porque representa la forma de aprendizaje del interno, para que asimile el conocimiento, sensibilización y catalogo de servicios que se le ofrecerán para su transformación.

Factores dinámicos y factores estáticos.

Este modelo NO se fundamenta en factores ESTATICOS, mismos que hay que identificar, ya que ellos NO CAMBIAN las conductas delictivas, es el error más común, dentro de ellos esta por ejemplo las formas de identificación, ya sea por huella digital, foto, sistemas biométricos o todos los controles y registros que mandata la ley de ejecución.

Hay que trabajar en la reinserción con factores DINAMICOS, que, si transforman a los internos en personas rectas y productivas, aquí hablamos de todo lo que marca el artículo 18 constitucional, por supuesto respetar sus derechos humanos, vital es la industria penitenciaria, no solo como terapia ocupacional, sino como factor motivante del cambio.

Urgen programas cognitivos conductuales, transformadores de la conducta, que hagan realidad el circulo virtuosos de CONOCIMIENTO, RAZONAMIENTO Y COMPORTAMIENTO, lograr vivir sin violencia, control de las emociones y en especial integrar a las familias de los internos en este proceso, con herramientas modernas softwares predictores del delito, es VITAL integrar todos los factores protectores para lograr el cambio de la conducta ofensora.

Conclusión

El reto DE LA reinserción social ¡ES ENORME!, habrá que invertirle recursos, por ello debe ser una tarea profesional, no improvisada, obvio primero habrá que trabajar en SEGURIDAD PENITENCIARIA para poner orden, minimizar vicios y la terrible corrupción que revictimizan al interno y sus familias.

Habrá que aplicar las normas Mandela, los indicadores y estándares internacionales de internamiento, privilegiar los derechos humanos para dignificar la estancia en reclusión, ese es el MODELO a integrar que se puede desarrollar durante el sexenio, un gran RETO que Sonora merece y que DEBERA ser parte fundamental de la SEGURIDAD PUBLICA con un excelente EQUIPO y efectivo seguimiento. ¡Ni más, ni menos!.

“Trabajen para que esta sociedad que usa y tira a la gente no siga cobrándose victimas”.

Papa Francisco

 

Compartir