Se estanca el PIB en año y medio

Imagen ilustrativa.

Por Javier Villegas Orpinela.– Desde el primer trimestre del año pasado hasta el segundo de este año la economía mexicana muestra una variación de cero por ciento.

Ciertamente en los últimos cuatro trimestres el PIB nacional ha registrado variaciones positivas respecto a los trimestres previos, sin embargo han sido insuficientes para superar los tropiezos del primer semestre del año pasado.

El Inegi acaba de reportar que la economía creció 1.5 por ciento en el segundo trimestre en comparación con el trimestre anterior.

En lo que va de 2021, la economía nacional muestra números relativamente buenos, derivado del rebote tras el desplome del año pasado provocado por la pandemia. 

En los primeros tres meses del año sorprendió con un avance trimestral de 0.8 por ciento.

En la comparación anual, es decir, entre el segundo trimestre de este año frente al mismo periodo del año anterior, la economía nacional avanzó 19.6 por ciento.

Esta es la primera vez que crece a tasa anual desde el segundo trimestre de 2019, en parte debido a la baja base de comparación: la economía se desplomó 18.7 por ciento entre abril y junio de 2020 a raíz del confinamiento provocado por la pandemia que detuvo todas las actividades consideradas como no esenciales.

Y si bien diversos organismos continúan mejorando sus pronósticos, la economía enfrenta ya uno de sus retos más importantes: la tercera ola de contagios del Covid. 

Actualmente México registra casi 20 mil contagios por día, niveles no vistos desde enero, en medio de la segunda ola, hasta ahora la peor de la pandemia.

A pesar de estos números, el Presidente López Obrador es claro sobre la estrategia del Gobierno frente al aumento de contagios: los confinamientos y el cierre de actividades no regresarán.

En el nuevo rojo del semáforo Covid, presentado recientemente por la Secretaría de Salud, se establece que el aforo en espacios será de 30 por ciento y que las actividades esenciales podrán operar al 50 por ciento.

Bajo este esquema, las actividades educativas no se verán sometidas a las mismas restricciones de hace un año.

No obstante el nuevo posicionamiento del Gobierno federal, algunas entidades ya decidieron reinstalar restricciones a actividades económicas: Jalisco, uno de los 13 estados en naranja, reducirá el aforo de restaurantes y bares y antros tendrán prohibida su operación durante todo el mes de agosto. El Estado de México decidió aplicar un aforo máximo de 50 por ciento en la mayoría de sus actividades.

La ola también ha explotado en el turismo, una de las industrias más importante para México: Los Cabos y Cancún registran un aumento exponencial de casos, relacionados con la variante Delta. En Baja California se ordenó el cierre de playas.

En Sonora, las cosas se complican; los lugares turísticos como Guaymas, Puerto Peñasco y Bahía de Kino los frena el virus, pero a diferencia del año pasado las autoridades de salud están dando “bateo libre” a las actividades productivas.

El atorón del PIB en el 2020 no quiere repetirse en la entidad y por ello se busca la reactivación económica, al costo que sea.

jvillegas@correorevista.com

Twitter: @JvillegasJavier

Compartir