Suma la guerra casi un mes

Por Javier Villegas Orpinela.-El ataque de Rusia a Ucrania se acerca al mes y las afectaciones económicas crecen en tanto no se pare en seco el enfrentamiento que golpea activos y suma pérdidas por más de 100 mil millones de dólares.
Este monto es equivalente al 10 por ciento de la economía mexicana.
Mientras tanto los organismos encargados de darle seguimiento a la economía mundial como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), advierten que la guerra causará interferencias en el comercio y presionará a las cadenas de suministro, lo que reducirá el crecimiento económico e impulsará los precios al alza en todo el planeta.
La institución que agrupa a 38 países pronostica que en el próximo año, el conflicto reducirá el PIB en un 1.08 por ciento en todo el mundo, en 1.4 por ciento en los 19 países europeos que utilizan el euro y en un 0.88 por ciento en Estados Unidos.
Empero un mayor gasto del gobierno y las rebajas fiscales podrían limitar el daño.
La invasión rusa (que inició el pasado 24 de febrero) se produjo en un momento de alza de precios y complicaciones en las cadenas de suministro tras una recuperación inesperadamente fuerte de la recesión provocada por el coronavirus.
La OCDE, que en diciembre dijo esperar una inflación global del 4.3 por ciento este año, predijo que el conflicto impulsara los precios en todo el mundo en 2.47 puntos porcentuales el 2023.
Rusia y Ucrania suponen menos del 2 por ciento del PIB global, pero son importantes productores de materias primas. Entre los dos exportan un tercio del trigo del mundo.
Además, Rusia suministra el 27 por ciento de las importaciones de petróleo crudo de la Unión Europea y el 41 por ciento de sus importaciones de gas natural.
Los precios de la energía han subido desde enero.
El país que lidera Vladimir Putin también es un importante productor de potasio, utilizado en fertilizantes; de paladio, crucial para los automóviles, celulares y empastes dentales, y de níquel, utilizado para fabricar acero y baterías de autos.
Los precios de esas materias primas se han disparado desde inicios de año.
Rusia y su economía han sufrido un duro golpe por las sanciones, por ello el valor del rublo se ha desplomado y el crudo ruso se vende con grandes descuentos en los mercados mundiales.
Las instituciones financieras (bolsas y banca) están presionadas, más sin embargo, no reportan hasta el momento afectaciones mayores.
Las mayores caídas las tuvieron un día después del ataque y el pasado 8 de marzo reportaron su mejor jornada tanto los mercados de capitales como los metales, principalmente el oro. El petróleo se ha ido a las nubes al igual que el niquel.
México no resiente aún los golpes que impactan con fuerza a Ucrania, aunque para los meses venideros harán mayor mella el alza de precios de los cereales como el maíz y el trigo.
En Sonora el conflicto armado podría beneficiar más que afectar en caso de que se expandan los territorios de siembra ante el encarecimiento de los granos. La moneda está en el aire.

jvillegas@correorevista.com
Twitter: @JvillegasJavier

Compartir