Violencia familiar y de Género (Parte 2)

Por Enrique Zavala Urquides.- El grave problema de la violencia de género es un fenómeno doloroso y lastimoso, sufrido mayormente por las mujeres, que históricamente han estado indefensas y discriminadas en su integridad y dignidad al violentarle sus derechos humanos en múltiples formas y medios, sobre todo usando violencia física, psicológica, institucional, económica, patrimonial etcétera.
La conductas delincuenciales y misóginas son evidentes dentro y fuera del matrimonio, donde se da una “violencia sorda”, soterrada, diaria, progresiva y mortal en muchos casos, lo más lamentable es cuando esa terrible violencia afecta a niños, que de forma inocente son revictimizados por la violencia familiar y el incumplimiento de obligaciones de alimentos, a continuación, sintetizo el código penal.
Incumplimiento de obligaciones familiares
Artículo 232.- El que, sin causa justificada, deje de cumplir con la obligación de ministrar alimentos a quienes legalmente tenga obligación de dar, será sancionado con prisión de tres meses a tres años, multa de diez a ciento cincuenta Unidades de Medida y Actualización, y pérdida de los derechos de familia, en su caso.
Artículo 233.- El abandono o violación de las obligaciones de asistencia familiar a que se refiere el artículo anterior, sólo se perseguirá a petición del ofendido o de los legítimos representantes de los hijos; a falta de representantes de los menores, la acción se iniciará por el Ministerio Público, a reserva de que el juez de la causa designe un tutor especial, para los efectos de este artículo.
Violencia familiar
Artículo 234-A.- Por violencia intrafamiliar se entiende todo acto de poder u omisión intencional dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional, sexual o patrimonialmente a cualquier miembro de la familia, y que pueda causar maltrato físico, verbal, psicológico, sexual o daño patrimonial, en los términos de la Ley de Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar.
Comete el delito de violencia intrafamiliar el cónyuge, excónyuge, concubina o concubino, pariente consanguíneo en línea recta ascendente o descendente sin limitación de grado, pariente colateral consanguíneo o afín hasta el cuarto grado, adoptante o adoptado, tutor o curador que realice cualquiera de los actos descritos en el párrafo anterior.
conclusión
Estos dos delitos de violencia de genero son un actos irreparables que debe ser denunciado y proceder hasta sus últimas consecuencias, más aún cuando se victimiza y revictimiza a menores de edad, con actos violentos de tipo psicológica, físico, económico o patrimonial, los jueces y ministerios públicos deben de actuar de forma inmediata y sin miramientos.
Las penas por estos graves delitos por desgracia son muy leves, es incongruente que el robo a casa habitación de un televisor por ejemplo, se castigue con prisión preventiva oficiosa, pero a quien violente los derechos humanos de mujeres y a quien atente contra el interés superior del menor, se les den ¡penas mínimas que van de los 3 meses a los 6 años y sin prisión oficiosa!…, estos actos delincuenciales merecen penas más drásticas y agravadas, en especial a reincidentes, de otra forma este tipo de violencia familiar y de género, seguirá REVICTIMIZANDO a mujeres y niños… ¡Ni más, ni menos!.

“Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.” (GIBRAN).

Compartir