Aplica EU arancel al Tomate

'Rompe' el vecino país del Norte con un acuerdo pactado y funcionando desde 1996. Esto implicaría un costo anual superior a 350 millones de dólares para el exportador mexicano.

Ciudad de México (Agencias).- El Gobierno de México informó que los productores mexicanos seguirán negociando para lograr un acuerdo de exportación de tomate a Estados Unidos a pesar de que Washington castigó con el fin al actual acuerdo, pactado desde 1996.

«Si bien la terminación del Acuerdo surte efecto a partir de hoy (martes), debe destacarse que las partes han mostrado su disposición para continuar negociando con el objetivo de lograr una conclusión exitosa en las siguientes semanas», expresaron titulares en un comunicado.

Secretaría de Economía
En el valle de Guasave se produce en promedio el 17.5% de la producción agrícola total de Sinaloa.

La secretaría, dirigida por Graciela Márquez, expresó su «decepción y preocupación» por la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de eliminar la aplicación del Acuerdo de Suspensión del Tomate. 

Este acuerdo, vigente desde 1996, suspendía la aplicación de las leyes estadounidenses antidumping (competencia desleal) al sector del tomate mexicano, por lo que facilitaba su exportación a Estados Unidos. 

La Secretaria de Economía expresa su decepción y preocupación por la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos (@CommerceGov) de eliminar la aplicación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate.

A partir de este 7 de mayo de 2019 los exportadores de tomate mexicano se enfrentan al pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5% el cual debe cubrirse como garantía para poder realizar sus exportaciones hacia Estados Unidos.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos reactivará ahora las investigaciones por competencia desleal contra el tomate mexicano y emitirá una resolución antes del 19 de septiembre. 

«Los exportadores de tomate mexicano se enfrentan al pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5 %, el cual debe cubrirse como garantía para poder realizar sus exportaciones hacia Estados Unidos, lamentó el Gobierno mexicano».

Secretaría de Economía

Esto implicaría un costo anual superior a 350 millones de dólares para el exportador mexicano de tomate y se espera que muchos pequeños y medianos exportadores se vean imposibilitados de hacer frente a esta pesada carga financiera.