Busca Cedes pesca adecuada de curvina

“Pescar por debajo de la talla mínima es pescar ejemplares que muy probablemente no se han reproducido, lo que afectará eventualmente a la cuota total de captura”

Por Redacción/CORREO.-   Investigadores de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes) alertan sobre la importancia de respetar la talla mínima de pesca de la curvina golfina.

Para garantizar una buena temporada, evitar la sobreexplotación del recurso y tener buenos precios de captura, hay que respetar la talla mínima de pesca de esta especie, que es de 65 cm, informó Martha Román.

La investigadora del Cedes y representante del Grupo Técnico Curvina, enfatizó que para evitar pescar corvinas juveniles es importante respetar las artes de pesca autorizadas, como respetar la luz de malla de 5” ¾, que permite dejar libres a las corvinas jóvenes que probablemente aún no se han reproducido.

“Como la curvina es una pesquería de agregación, es particularmente importante respetar la talla mínima de 65 cm para preservar el recurso en niveles estables y saludables”, señaló la investigadora.

La especialista reiteró que las tallas mínimas de captura sirven para preservar un recurso, toda vez que son una estimación que permite decir que ese espécimen se ha reproducido por lo menos una vez.

“Pescar por debajo de la talla mínima es pescar ejemplares que muy probablemente no se han reproducido, lo que afectará eventualmente a la cuota total de captura, disminuyendo la cantidad de curvina que se pueda pescar y afectando la economía de los pescadores”, explicó Román.

Aclaró que la temporada pasada el monitoreo biológico registró un 90 por ciento de curvinas por debajo de la talla establecida. Lo que afecta la estabilidad de la pesquería, ya que las curvinas chicas pesan menos y por lo tanto se tienen que pescar más para ganar más dinero, lo que incrementa la carrera por la pesca.

“De ahí la importancia económica de respetar la normatividad existente y pescar sólo curvinas adultas”, recalcó.