Cierran junta de conciliación sin de decir ‘agua va’

Staff/CORREO Noticias.-Este domingo por la tarde el empresariado sonorense se enteró del cierre de la Junta de Conciliación y Arbitraje en el Estado.
El desconcierto de esta medida también lo tienen los líderes del sector sindical.
Trascendió que el cierre de la dependencia será por espacio de dos semanas y la medida obedece a los preparativos para establecer “como Dios manda” los tribunales antes de la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Laboral en Sonor (NSJL) el próximo 3 de octubre.
“Y los procesos, las audiencias, los acuerdos… dónde se presentarán durante esta extraña pausa de la Junta de Conciliación”, dijo un litigante entrevistado que prefirió el anonimato.
Todo lo correspondiente a la oficialia de partes también queda en el aire por estos días.
¿Las demandas dónde habrán de presentarse?, se preguntan los profesionales del derecho.
Sobre el cierre y las opciones que la ciudadanía pudiera tner, no se han pronunciado ni la titular de la Secretaría del Trabajo, Olga Armida Grijalva Otero, ni nadie de sus colaboradores más cercanos.
Mucha promoción
En las semanas recientes la maestra Grijalva Otero ha venido promoviendo las bondades del NSJL entre los diversos organismos ciudadanos de la entidad.
Para la catedrática, la reforma laboral que entrará en vigor el primer lunes de octubre es un instrumento que pone en el centro de la discusión al ser humano: tanto al trabajador como al empresario.
El nuevo esquema, dice la funcionaria, se rige por los principios y valores de la democracia e incorpora la perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, pero, sobre todo, privilegia la negociación para la solución de conflictos.
También representa un verdadero cambio de paradigma para la negociación colectiva y la solución de conflictos laborales, e impulsa la democracia sindical basada en la participación de la fuerza laboral.
“En Sonora estamos trabajando para que, a partir del primer día hábil de octubre, se puedan implementar las nuevas disposiciones que establece la legislación laboral y, para lograrlo”, señala Grijalva Otero, “contamos con el apoyo decidido del Gobernador Alfonso Durazo”.
Entre las nuevas reglas de la NSJL destaca la posibilidad de que los trabajadores decidan, sin discriminación y represalias, su afiliación a un sindicato, el cambio o renuncia a pertenecer a alguno de ellos, así como participar en las decisiones más importantes del sindicato.

Compartir