Compra Pemex, refinería y paga 600 mdd

En veremos | La operación de adquisición del 100% de la petrolera texana tiene que ser validada por los reguladores

Por Redacción/ CORREO Noticias.- Petróleos Mexicanos (Pemex) compró por 600 millones de dólares el 50 por ciento de la refinería Deer Park de Houston, Texas, con lo que México tiene una nueva refinería.

La noticia la dio este lunes (ayer) el Presidente Andrés Manuel López Obrador quien dijo que Pemex concretó la compra de la refinería de manera total, ya que el otro 50 por ciento de la empresa pertenecía a la petrolera mexicana.

Mediante un mensaje difundido en sus redes sociales, el Presidente indicó que se compró el 50 por ciento de las acciones de la refinería que pertenecía a Shell, lo cual, consideró como buena noticia.

El costo de esta transacción, puntualizó el titular del Ejecutivo federal, fue de 600 millones de dólares, equivalente a unos 12 mil millones de pesos que, sostuvo, se obtuvieron de las políticas de austeridad y combate a la corrupción.  

“Shell no planeó comercializar su interés en la refinería de Deer Park. Sin embargo, tras una oferta no solicitada de Pemex, hemos llegado a un acuerdo para transferirles nuestro interés en la asociación”, dijo Huibert Vigeveno, director de Downstream de Shell. 

La operación aún está sujeta a que los reguladores de EU aprueben la transacción.

El Presidente López Obrador describió que la refinería “tiene capacidad para procesar 340 mil barriles diarios”. Y dijo: “Vamos a producir gasolinas, diésel y es igual que la nueva refinería de Dos Bocas, que estamos construyendo que también va a tener la capacidad para refinar 340 mil barriles diarios de combustible”.

Critican compra en redes sociales

Inyectarle más recursos a un sector que “va de salida”, es tirar el dinero a la basura, se lee en cientos de mensajes que circulan por las redes sociales.

El Presidente López Obrador anunció con ‘bombo y platillo’ la adquisición, pero no fue bien recibida.

Las innovaciones tecnológicas en el sector automotriz dan cuenta que la nueva tendencia es a favor de las energías limpias. El petróleo, las gasolinas y demás derivados del “oro negro” están perdiendo mercado en Estados Unidos y en el mundo.

No obstante, México y su Presidente López Obrador se empeñan en seguirle apostando al petróleo.

“No ha habido dinero para hacerle frente de manera efectiva al Covid-19, pero si para los caprichos del Presidente mexicano”, señalan diversos internautas del Twitter y Facebook.

También puntualizan que “México está retrocediendo en lo económico, no hay empleo, tampoco medicinas, más sin embargo, el Gobierno federal se está gastando casi 600 millones de dólares en una refinería texana que ni estaba en venta”.

Compartir