Debilitan órganos al servicio de los ciudadanos

Aprovecha crisis el Gobierno Federal para tijeretear operación de organismos autónomos y contrapesos al Poder Ejecutivo

Por Redacción/CORREO.- En medio de la crisis generada por del Covid y en búsqueda de dinero para sostener sus programas sociales y control gubernamental, el Gobierno Federal redujo el presupuesto y aceleró una campaña de desprestigio contra órganos autónomos e independientes.

La estrategia de fondeo para la operación del Ejecutivo y sus programas se ha centrado en mejora del cobro de impuestos, ahorros en la operación y ahora en la eliminación, de hecho, de órganos de contrapeso al ejecutivo y servicios al ciudadano.

El 20 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto que establece se reducirá el 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales, así como suministros de toda la estructura gubernamental, con algunas excepciones.

La conclusión de Coparmex es que no se debe permitir el desmantelamiento del Estado mexicano, sobre todo porque se están afectando instituciones que representaban contrapesos necesarios al desmesurado papel que tiene el Poder Ejecutivo.

Al estrangular a estas instituciones mediante el recorte presupuestal se está cometiendo austericidio, se dañan los derechos humanos y se vulneran actividades de empresas y ciudadanos en general.

Los daños ocasionados a la ciudadanía resultan superiores al ahorro que se tiene planeado recaudar.

La Coparmex debe sumarse a la exigencia de vigilar que no se sigan debilitando los organismos autónomos y las instituciones que brindan apoyos de suma relevancia a la ciudadanía.

Ejemplos de afectación al ciudadano:

PRODECON.- Pretenden incluir al recorte a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) justo en temporada de declaraciones anuales y ante una muy delicada situación económica nacional. Las quejas ante el SAT han crecido un 46% ante el SAT y el tijeretazo impactará directamente a la defensa del ciudadano que paga impuestos.

CEAV.- La austeridad decretada por el presente Gobierno también pasó la tijera al 75% del presupuesto operativo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceav). Esta Comisión afecta al ciudadano en que dicho órgano no podrá garantizar, promover y proteger los derechos humanos de las víctimas de violaciones a sus derechos, además de delitos como desaparición forzada, ejecución extrajudicial, tortura, detención arbitraria, feminicidio y trata, entre otros. Se corre el riesgo de no poder pagar el alojamiento y resguardo de la información del Registro Nacional de Víctimas (Renavi), lo que podría implicar perder información de 34,215 personas víctimas de algún delito o violación a sus derechos humanos. La Ceav destacó el hecho a través de un comunicado, de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no los tomó en cuenta al momento de decidir el recorte.

INE.- El recorte presupuestal más grande en la historia del Instituto Nacional Electoral (INE) lo aprobaron los diputados para ejecutarse este año, a pesar de que se tenía en puerta la organización de elecciones este año en Coahuila e Hidalgo (finalmente suspendidas por el Covid-19) y la preparación para las elecciones de 2021. Son variadas las acciones que ha emprendido el Gobierno Federal para disminuir la independencia y autonomía del Instituto: propuestas legislativas, disminución de presupuesto e injerencia en el nombramiento de los nuevos consejeros electorales. Coparmex implementó una estrategia integral con nuestros 65 Centros Empresariales denominada #YoDefiendoAlINE, con más de 135 mil ciudadanos inscritos. El tijeretazo afecta la organización de elecciones de manera transparente y confiable ante la mirada de la ciudadanía en general.

COFEPRIS.- De 2018 a 2019, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) sufrió una reducción del 7% (adicional al 40% de reducción previo de 2017 a 2018). Aunque para el 2020 el presupuesto tuvo un incremento de 130 millones de pesos, ha resultado del todo insuficiente, sobre todo a la luz de la pandemia. Para las empresas y los ciudadanos, este recorte pone en mayor rezago los trámites de aprobación, principalmente de insumos para la salud, que ahora alcanzan los 20 mil casos pendientes de respuesta. Desde diciembre de 2018 hasta el primer trimestre del 2019 se estima que fue dado de baja el 30% del personal de la Comisión por tratarse de personal eventual. Menos recursos humanos y menor presupuesto están provocando ineficacia grave en la operación de la institución, justo en momentos en que más se necesitan.

CONEVAL.- El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) se ha debilitado, principalmente por la vía presupuestal y a través de la colocación de cuadros afines a Morena en puestos clave sin que estos cumplan con el perfil profesional apropiado. En 2019 las Secretarías de Bienestar y de Hacienda solicitaron que fueran eliminadas todas las Direcciones Generales Adjuntas del Coneval y que se hiciera una reducción adicional del 20% de plazas de estructura. Para el 2020 tuvo un ligero incremento de 10 millones, pero fueron totalmente insuficientes. Los ajustes implicaron que la institución se vea afectada en su funcionamiento. Expertos han manifestado que no se debe debilitar al Coneval en términos presupuestales, pues se afecta la generación de información objetiva sobre la situación de la política social y la medición de la pobreza en México.

CTPM.- Los recortes mencionados siguieron éste que se dio desde el año pasado. Igualmente bajo el argumento de austeridad presupuestal, se decretó en 2019 la desaparición del Consejo de Promoción Turística (CTPM), instancia encargada de promover a México como destino turístico en el exterior. El sector turístico, que representa una de las 3 principales fuentes económicas del país (8% del PIB), enfrenta grandes retos: contracción del crecimiento (estimado entre 3 y 5% para 2020), el impacto generado por el Covid-19 y la reducción del presupuesto en 45%, entre otros. La desaparición del CTPM vulnera la competitividad de México y desinhibe la entrada de turistas, recursos y, por lo tanto, empleos en dicho sector.

ProMéxico.- En 2019 el Gobierno Federal decretó el cierre de seis oficinas de representación comercial de México: en China, Japón, Bélgica, Uruguay, Canadá y Francia, bajo el argumento de reducir el gasto público. Con el mismo ánimo de austeridad, se dispuso que las propias Embajadas se encarguen de la representación comercial. Sin embargo, las Embajadas recibieron la indicación de reducir en un 50% el presupuesto destinado a servicios generales y gastos de operación, dejándolas imposibilitadas para cumplir con sus tareas normales y con las nuevas encomiendas comerciales, poniendo así en jaque al país en sus actividades de promoción y representación en el exterior.