Contemplan descuentos en recargos e impuestos

El plan de estímulos fiscales del Ayuntamiento de Hermosillo busca apoyar la economía y generar recursos para invertir en actividades esenciales

Por Redacción/CORREO.- El gobierno municipal encabezado por Celida López Cárdenas ha puesto en marcha un plan de estímulos fiscales que contempla disminuiciones y descuentos de recargos en todas las contribuciones municipales y multas de Tránsito.

El titular de la Tesorería Municipal de Hermosillo, Daniel Sánchez, informó que se mantendrá durante los meses de mayo y junio un descuento del 10 por ciento sobre la base del Impuesto. Predial.

El funcionario recordó que éste representa la más importante fuente de ingresos propios del Ayuntamiento y que recién se aprobó en Cabildo.

El plan de estímulos fiscales tiene el doble propósito de facilitar a los ciudadanos el cumplimiento de sus compromisos con el Ayuntamiento y también aumentar la captación de recursos.

Esta estrategia también incluye una reducción a la mitad en el monto de las multas de tránsito, con algunas excepciones, y en las que correspondan a faltas administrativas, así como una quita del cien por ciento en los recargos de otros impuestos municipales, detalló.

Estos beneficios aplican en los Módulos de Tesorería, en las comandancias de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal, por medio de Internet, desde la página oficial del Ayuntamiento, y en las tiendas de autoservicio Oxxo y Súper del Norte.

El funcionario municipal confirmó que antes de la llegada a Hermosillo de la pandemia por el coronavirus, Tesorería Municipal llevaba una recaudación récord de predial del 30 por ciento, pero durante la contingencia eso cambió y este concepto de ingreso cayó drásticamente.

Agradeció que aún dentro de la cuarentena han habido ciudadanos cumplidos que si han pagado este impuesto, el cual representa el 60 por ciento de los ingresos propios del Ayuntamiento.

Recordó que el plan de estímulos fiscales vigente forma parte de una estrategia más amplia con lo cual buscan sacar adelante las actividades esenciales del Gobierno Municipal como servicios públicos y seguridad.

Esto incluye medidas de austeridad, como cancelación de programas no esenciales y reducciones de sueldos a funcionarios, cuyo propósito es mantener los servicios públicos esenciales para la comunidad a pesar de la disminución de los recursos disponibles.