Hay que desaparecer a ‘despachos divinos’

Por Agustín Valle E/CORREO Noticias.-“Hay que desaparecer a los despachos divinos”, señala la titular de la Secretaría del Trabajo, Olga Armida Grijalva, a la vez que asegura que el sindicalismo corporativo va de salida.
La funcionaria estatal, quien charló ayer con los socios de la Canacintra Hermosillo que preside Silvia Álvarez Amaya, impulsa una reforma sindical que promueve la competencia sindical y la estabilidad laboral.
El Gobernador Alfonso Durazo trabaja por una pronta reactivación económica de Sonora y para ello ataca la corrupción y la extorsión.
¿Cuáles son los despachos divinos? Los controlados por las familias pudientes de siempre, que no quieren dejar la ubre gubernamental.
¿Y el sindicalismo corporativo? El creado por el PRI, que perdura hasta la fecha.
Este sindicalismo es el promotor de la extorsión y la simulación de emplazamientos a huelga.
Además, desarrolla las peores prácticas en la disputa de la titularidad de contratos de trabajo.
¿Qué hará el Gobierno de Durazo para erradicarlo?
Sanciones con hasta la pérdida del registro sindical, así como castigos ejemplares a representantes sindicales, abogados y autoridades laborales.
La secretaria del Trabajo asegura que ya hay concertación social productiva y negociación colectiva auténtica, donde desaparecen los contratos colectivos de protección.
También, bajo este nuevo marco legal, se elige en Sonora al sindicato de su preferencia y se promueve el diálogo responsable entre empleados y empleadores.
La contratación, indica Grijalva, es de aquí en adelante producto de una auténtica negociación.
La funcionaria apuntó que no será posible emplazar a huelga para solicitar la firma de un contrato si no se cuenta con la constancia de representatividad. La estabilidad laboral no es negociable en Sonora.
avalle@correorevista.com

Compartir