Reclama CMIC chamba a la 4T

El presidente de la CMIC Delegación Sonora, Alfonso Reina Villegas se queja de que los concursos de la Sedatu son injustos por centralistas; y advierte a Alfonso Durazo sobre una 4T soberbia

Por Agustín Valle Estrada/CORREO.- Los concursos de obra de la Sedatu no dan oportunidad de que se desarrollen los constructores locales porque los hace muy difíciles, se queja Alfonso Reina Villegas.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Delegación Sonora, dice en entrevista virtual para CORREO Noticias que la autoridad federal no le está dando oportunidad al que necesita; a las micros y pequeñas empresas del ramo de la construcción que operan en Sonora.

“La Sedatu hace concursos muy difíciles y complejos y piden un solo precio alzado… las Mipymes no tienen esa capacidad para elaborar propuesta técnicas y financieras.

“Además, piden que parte del proceso de licitación se haga presencial en la Ciudad de México. En este caso los constructores sonorenses no pueden solventar los costos de traslados y, los que pueden, llegan después que los competidores que están cerca de la capital”, reclama el empresario.

Alfonso Durazo

Reina Villegas, cofundador de la compañía Construplan advierte que de ganar en Sonora la 4T, que llegue la 4T buena y no la de la soberbia.

“Si gana Alfonso Durazo yo le diría que no queremos aquí esa 4T que es centralista y que deja sin oportunidades de trabajo a la gente local”, aclara.

Recién la Sedatu licitó un paquete de obras por unos 90 millones de pesos en los pueblos yaquis consistente en un centro de salud, cuatro unidades deportivas, una pista de carreras, canchas de básquet techadas y la remodelación de oficinas de los gobernadores de la tribu.

“Esas obras pudieron hacerlas constructores locales, pero la Sedatu terminó dándoselas a constructores del centro del País”, señala.

Otros proyectos de infraestructura en Agua Prieta y Naco por 75 millones de pesos fueron concursados el 23 de diciembre con el requerimiento de que las ofertas fueran presenciales en la Ciudad de México.

“En esa fecha y con el requisito de estar en la capital del País, desanima a cualquiera”, dice.

Reina Villegas acaba de cumplir un año al frente de la CMIC Delegación Sonora y pronostica un 2021 complicado porque es temporada electoral y los gobiernos locales (incluyendo el estatal) cierran sus tesorerías el próximo mes de julio.

En el lapso cuando las administraciones públicas entran en pausa, la alternativa está en buscar más proyectos en el sector privado.

VíaCORREO NO. 90
Compartir