Y… ¿Quién fiscaliza al fiscalizador?

Por Enrique Zavala Urquides.- Uno de los tantos graves problemas para combatir la corrupción en México es la fiscalización de recursos y en especial el “como fiscalizar a los fiscalizadores”, es una verdadera “tarea de romanos” por decir lo menos, ya que se ha creo un sistema anticorrupción defectuoso.

Lejos quedo aquel tiempo donde los congresos tenían la CONTADURIA MAYOR DE HACIENDA, que concentraba la fiscalización de recursos ejercidos por dependencias, estados y municipios de una forma sencilla, económica y eficaz, misma que en el tiempo fue sustituida por contralorías, órganos internos de control, institutos de fiscalización y/o transparencia, etcétera, que son muy ineficientes y también expuestos a la corrupción para encubrir los desvíos a instancias y “contentillo” del ejecutivo o jefe en turno.

En mito de los órganos autónomos

Un grave problema que tenemos en México y Sonora es que hemos confundido la autonomía con la opacidad, se han creado estructuras enormes de “instituciones autónomas”, mismas que no lo son, son un MITO POLITICO, ya que son los mismos políticos involucrados quienes nombran o han nombrado, no solo a sus titulares, sino imponen plantillas de personal a modo.

De tal forma que esa autonomía es fallida, como sucede en Sonora con la FISCALIA GENERAL DEL ESTADO, así como el ISAF, que son entes fiscalizadores, que NO pueden ser fiscalizados por la CONTRALORIA GENERAL DEL ESTADO por ejemplo, ya que el articulo 26c de la ley de responsabilidades, no le da facultades, ni competencia para ello y así sucesivamente…

Guerra perdida?…

Este es un tema toral y de fondo para el “COMBATE A LA CORRUPCION”, se deben implementar en los congresos, especialmente en el de Sonora, iniciativas que tiendan a eliminar esas “AUTONOMIAS MAL ENTENDIDAS”, que hagan una verdadera limpia en esos pseudo organismos autónomos, para que garanticen la ¡TRANSPARENCIA Y RENDICION DE CUENTAS!.

Es increíble el alto costo de esas estructuras fiscalizadoras y normativas, en comparación con su efectividad y resultados, por ejemplo, en SONORA, en toda la historia tanto del ISAF como de la FISCALIA ANTICORRUPCION, a pesar de los graves desvíos y “pillerías” de los dos últimos sexenios no esté en la cárcel ninguno de los ¡CORRUPTOS EXFUNCIONARIOS!, hay solo un exgobernador en proceso, pero TAMBIEN EN LIBRETAD, incluso dando entrevistas exculpatorias.

Conclusión

El combate contra la corrupción va para largo…, ojalá me equivoque y no se den premios de embajadas o “becas políticas” a ciertos (as) protagonistas de la corrupción en un pasado reciente, ojalá que se proceda diligentemente contra todas y todos los que infringieron la ley, robándole impunemente al erario de Sonora y ofendiéndonos como sonorenses.

El tema da para mucho, imposible agotar en una simple columna, pero esta es la realidad, en materia de fiscalización y rendición de cuentas “estamos en la calle y en pañales”, enredados en un sistema anticorrupción inoperantes e ineficaz, hecho para que EL CRIMER ORGANIZADO OFICIAL, quede impune y se dificulte la persecución de los malandros de cuello blanco….. ¡Ni más, ni menos!.

“Creo que el nivel de insatisfacción, de injusticia, de corrupción, de impunidad ha llegado a niveles insoportables.”

Alejandro González Inárritu

 

Compartir