logo
FIESTAS DEL PITIC 2024-2
Imagen noticia

La biblioteca

Se ralentiza mercado de vehículos eléctricos

Por Manuel Valenzuela Valenzuela
avatar

Después de un crecimiento muy importante en la demanda de autos eléctricos en los primeros dos años de la era postpandemia, la misma parece haberse ralentizado -e incluso retrocedido- en algunos países. En Europa, por ejemplo, las ventas de vehículos eléctricos cayeron 11 por ciento en abril pasado respecto al mismo periodo del año anterior mientras que en los Estados Unidos las ventas se han estancado durante los últimos tres trimestres. 

En un foro de análisis que organizó recientemente el Colegio de Economistas de Sonora, el gerente regional de la planta Ford de Hermosillo, Eduardo Villegas, ya nos adelantaba que la demanda de vehículos eléctricos en Estados Unidos no había crecido como originalmente se había pensado y que, debido a ello, la transición hacia la electromovilidad en los autos sería más lenta de lo esperado. Hoy, la revista The Economist, vuelve sobre el tema y aporta nueva información en el mismo sentido.

Tesla, el gigante automotriz estadounidense de autos eléctricos, reportó en abril nuevamente caídas considerables en sus ventas y llegó a los 330 mil millones de dólares de pérdidas en los que va del año. Por otro lado, se informa también que las cinco empresas más importantes (startups) aspirantes a fabricar vehículos eléctricos que en 2021 tenían un valor colectivo de capitalización de 400 mil millones de dólares, hoy están valoradas solamente en 58 mil millones. 

Un elemento más del fenómeno de la ralentización del proceso de transición hacia la electromovilidad es que las grandes empresas tradicionales de fabricantes de autos están retrasando sus planes de inversión en autos eléctricos. Es el caso de Ford por ejemplo que ha anunciado que pospondrá sus planes de inversión de 12 mil millones de dólares en este tipo de vehículos. Mercedes Benz ha retrasado cinco años, para 2030, el objetivo de igualar el número de autos eléctricos fabricados con los tradicionales de uso de gasolina.

¿Quiere decir esto que el proceso de transición hacia la electromovilidad pudiera revertirse? The Economist es contundente al negar esta posibilidad, afirma que se trata de un fenómeno temporal, que califica como cíclico, pero que el proceso de cambio continuará. 

La ralentización del proceso obedece, entre otros factores, a que después de la gran demanda de vehículos eléctricos (y ventas) de los años 2021 y 2022, que abastecieron la demanda contenida durante la pandemia, es normal que haya tenido un bajón en 2023 y lo que va de 2024, ya que además se han enfrentado tasas de interés en los créditos muy altas respecto al periodo previo. 

Otro elemento importante es que los precios de los vehículos eléctricos, aunque están en proceso de disminución, aún siguen siendo más caros respecto a sus pares de gasolina, excepto en China donde la empresa BYD vende un sedán de consumo masivo a un precio que es un tercio más barato que su gemelo de gasolina. 

No obstante, hay varios elementos que apuntan a un repunte de la demanda de autos eléctricos: el costo de la fabricación de baterías ha bajado considerablemente como producto de la caída de los precios de los metales con los que se fabrican como es el caso del litio, lo que está influyendo para que baje el precio de los vehículos; la tecnología en la fabricación de baterías con mayor capacidad de almacenamiento de energía está avanzado muy rápido; los grandes fabricantes de autos norteamericanos, europeos y japoneses se están moviendo del segmento de autos eléctricos de lujo al de vehículos de consumo masivo (segmento en el que China se les adelantó considerablemente); los subsidios que otorgan los gobiernos a los compradores de este tipo de vehículos se están expandiendo, lo que favorecerá el proceso de repunte de la demanda; y finalmente, algunos gobiernos están promoviendo la multiplicación de estaciones de recarga.

En todos estos elementos ya hay avances considerables, por ejemplo, la empresa Ford ya está vendiendo en el mercado estadounidense su camioneta pickup F-150 en su versión eléctrica solamente con un 10 por ciento de sobreprecio sobre su gemela de gasolina. Lo mismo sucede con otros fabricantes, aunque experimentan retrasos en sus versiones de vehículos masivos. 

En el caso de las estaciones de recarga de energía, algunos países se están poniendo las pilas. Estados Unidos tiene ya 200 mil en el país, el doble de las que había en 2020, y Biden ha anunciado un plan para llegar a medio millón en los próximos años. En contraste, otros países que le siguen apostando a los combustibles fósiles, como México, los subsidios a los vehículos eléctricos y las estaciones de recarga no son temas de conversación ni de preocupación. Tal parece que mientras algunos países, como China y los países desarrollados, marchan hacia el futuro viendo hacia adelante, otros quieren lo hacen guiándose por el espejo retrovisor.

En síntesis, a pesar de la ralentización de la demanda de vehículos eléctricos que se vive en la actualidad, el cambio hacia la electromovilidad tiene futuro. Los cambios estructurales que reclama la nueva etapa están en proceso y es de esperarse un repunte de la demanda en un futuro próximo. México, que juega un papel destacado en clúster automotriz de Norteamérica, no debiera dormirse en sus laureles en este tema crucial. 

 mvalenzu55@yahoo.com.mx


Unison y Staus hacen revisión salarial 2024

Unison y Staus hacen revisión salarial 2024

Promete ‘Toño' Astiazarán dar blindaje a Hermosillo

Promete ‘Toño' Astiazarán dar blindaje a Hermosillo

Solicitan mineros certeza a candidatos

Solicitan mineros certeza a candidatos

Lidera Sonora industria manufacturera.- Inegi

Lidera Sonora industria manufacturera.- Inegi

Alcanza Xóchitl Gálvez a Claudia Sheinbaum

Alcanza Xóchitl Gálvez a Claudia Sheinbaum

Staus dice NO a huelga en Unison

Staus dice NO a huelga en Unison

HMO Golpe Calor DIF